El coche eléctrico avanza en Galicia a un ritmo de una matriculación al día

La ayuda de 6.500 euros anima un mercado muy novedoso en oferta y elitista en precio


vigo / la voz

El coche eléctrico ya es una opción de compra. Minoritaria y, en cierto modo, caprichosa (precio alto y autonomía limitada), eso sí. Pero lo que hasta hace un par de años no dejaba de ser una excentricidad, hoy es ya la más firme alternativa a los motores de combustión (diésel y gasolina), y eso se refleja en unas ventas en crecimiento.

Es cierto que la apuesta mayoritaria sigue siendo el combustible, con ventas medias de 3.000 unidades al mes. Pero durante el pasado febrero, en Galicia se matricularon 26 vehículos electrificados, a una media de algo más de una unidad al día (24 días laborables), un dato que supone un aumento del cien por cien sobre las ventas registradas en el mismo mes del año anterior.

Bonificaciones fiscales (no pagan impuestos), consumos mucho más bajos y leyes en marcha para prohibir los coches de combustión en un horizonte no más allá del 2014 son factores que ayudan a dinamizar este mercado que cuenta desde el pasado 16 de febrero con una ayuda extra de 6.500 euros.

Se trata del plan MOVES que, por una parte, establece 5.500 euros de descuento por la compra de un coche eléctrico, a los que el concesionario deberá sumar una ayuda adicional de 1.000 euros.

Democratización imposible

A cambio, el beneficiario tiene que entregar para achatarrar un coche de más de 10 años. Además, el solicitante de la ayuda deberá justificar que ha sido propietario durante más de un año del vehículo mostrando el impuesto de circulación.

En la práctica, esta bonificación permite que uno de los modelos eléctricos más vendidos en Galicia, el Nissan Leaf que cuesta 46.050 euros, quede finalmente en 39.550 euros.

Pero hasta ahí llegan las ayuda, ya que los vehículos eléctricos de más de 48.4000 euros, que son la gran mayoría, quedan excluidos del plan MOVES. Y esto, sumado a los rutilantes lanzamientos que tienen en cartera los principales fabricantes, y que estos días han anticipado en el Salón Internacional de Ginebra, hace que la opción eléctrica se sitúe en un listón excesivamente elevado para la gran mayoría de los consumidores.

El miedo a las multas por pasarse de los 95 gramos de CO2 por kilómetro, impuesto por la Unión Europea para los coches nuevos en el 2020, obliga a los fabricantes a lanzarse a la carrera por la electrificación. El objetivo es intentar liderar el cambio del sector hacia una movilidad con menos emisiones, y democratizar su uso. Los gigantes del sector no escatiman esfuerzos ni creatividad en unos prototipos innovadores, cargados de diseño y tecnología, pero inaccesibles.

Cuando Elon Musk, el fundador de Tesla, anunció la llegada de «un coche eléctrico para las masas», seguramente no se refería al Tesla Model 3 Performance que en España se puede adquirir desde 66.900 euros. La firma estadounidense, que hace unos días dijo que iba a cerrar sus tiendas para vender más barato ha analizado la situación de su red comercial y ha decidido mantener abiertos más concesionarios físicos de lo previsto inicialmente. Y además subirá en un 3 % de media los precios de sus modelos en todo el mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El coche eléctrico avanza en Galicia a un ritmo de una matriculación al día