La empresa familiar gallega, la que más aporta al empleo y PIB de su comunidad

Las compañías con sede en Galicia aumentaron un 12 % sus plantillas durante los últimos tres años


redacción / la voz

La empresa familiar gallega sigue tirando del carro de la economía de la comunidad. La que más. Por el empleo que genera, el 86,3 %, y por la riqueza con la que contribuye al crecimiento del territorio, el 85 % del PIB de Galicia. Así lo revelan los datos actualizados por la Asociación Gallega de Empresa Familiar (AGEF) al cierre del 2018. Los mismos que desvelan que la autonomía se cuelga el oro en el podio español del peso que este tipo de negocios tienen en la actividad económica.

Visto en cifras, solo las 55 empresas asociadas a AGEF dan trabajo directo a cerca de 50.000 personas y los 9.300 millones de euros de facturación con los que estas firmas cerraron el 2018, suponen el 15 % del PIB del sector privado.

El 93 % de las compañías de AGEF han abierto sus negocios al mercado exterior Con ello, se afianza la idea de que las compañías familiares se erigen en Galicia como el principal músculo del tejido empresarial, muy por encima de la media española que, con una aportación al PIB del 57,1 % y un 66,7 % de ocupación laboral, también da buena muestra de la posición de dominio que representan estos negocios en el conjunto del territorio español.

Circunscribiéndonos a la comunidad gallega, de la importancia de las empresas de sello familiar deja constancia el último informe de la AGEF. Y es que las firmas con sede en Galicia (el 92,4 % de las empresas asentadas en la comunidad son familiares) no solo han aguantado el tirón en materia de empleo y creación de riqueza durante los años de crisis, sino que desde el inicio de la recuperación económica «están generando más del doble de nuevos puestos de trabajo» que el resto de las compañías que operan en la comunidad gallega (incluyendo al sector público).

En este sentido, en el citado estudio que la asociación ha elaborado en colaboración con Ardán y la Red de Cátedras de Empresa Familiar de las universidades gallegas se indica que, desde el 2015, las compañías con sede en la comunidad han aumentado sus plantillas en un 12 %. AGEF estima que, desde ese año y hasta el cierre del ejercicio del 2018 el crecimiento del empleo ha sido del 2,3 % anual, mientras que en el resto de las firmas que operan en Galicia ese incremento se ha quedado en el 1,4 %.

La asociación gallega aboga por disponer de un marco fiscal más favorable Lo mismo sucede con la generación de riqueza o valor añadido bruto (VAB): las firmas familiares lo han aumentado un 272 % en veinte años, desde 1996 al 2016 (último dato disponible) y las empresas asociadas a Agef (las más grandes de las empresas familiares) lo han hecho en un 377 %, en ambos casos muy por encima del crecimiento económico del total de la economía gallega.

En este sentido, el presidente de la Agef, Víctor Nogueira, considera que «el efecto sede es fundamental para una economía en la que, además, nuestro esfuerzo por crecer ha de centrarse en la internacionalización». Fundamentalmente porque el tamaño del mercado gallego «es escaso». La apertura hacia mercados exteriores de una buena parte de las empresas socias de Agef sostienen las declaraciones de su presidente, pues el 93 % de ellas tienen presencia internacional.

Medidas de apoyo

Para ello, entiende Nogueira, «han de establecerse medidas administrativas para favorecer la localización empresarial» por las riqueza que reporta a un territorio el efecto sede de sus empresas. Apuesta por actuaciones que permitan una mayor flexibilización administrativa y «un marco fiscal más favorable, donde se reduzca el peso de la burocracia», insiste.

«Lo ideal sería que no viniesen a comprar lo nuestro»

Margarita Hermo es directora de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar

Profesionalización, destrezas podría decirse que innatas para el emprendimiento y una visión muy madura para resolver la sucesión sin que afecte a la estructura y pervivencia de las compañías son algunos de los trazos con los que Margarita Hermo, directora de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, describe la situación de este tipo de compañías en el actual marco de la actividad económica.

-¿Las actuales generaciones de la empresa familiar han aprendido a compartir el capital para seguir creciendo en vez de vender?

-Hoy en día, en el mundo hay mucho dinero buscando empresas rentables y bien gestionadas para comprar. Galicia tiene muy buenos ejemplos de ello. Pero creo que deberíamos contar con una política económica e industrial que protegiese a esas empresas gallegas que quieren mantener su actividad en la comunidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La empresa familiar gallega, la que más aporta al empleo y PIB de su comunidad