La Xunta mantiene la prohibición de plantar patatas durante este año en 33 municipios

Medio Rural recuerda que para dar por erradicada la plaga han de pasar dos años consecutivos sin polilla guatemalteca


ferrol / la voz

Los vecinos de los 33 municipios afectados por la plaga de la Tecia solanivora no podrán plantar patatas este año, como ya ha ocurrido en las dos últimas campañas. La Consellería de Medio Rural mantiene la prohibición de cultivar este tubérculo en los concellos coruñeses de Ferrol, Narón, Neda, Valdoviño, San Sadurniño, A Capela, Fene, Mugardos, Ares, Cabanas, Ortigueira, Mañón, As Pontes, Cariño y Muxía (el último en incorporarse, en marzo del 2018); y los lucenses de O Vicedo, Viveiro, Xove, Cervo, Burela, Foz, Barreiros, Ribadeo, Trabada, Lourenzá, Mondoñedo, Alfoz, O Valadouro, Ourol, Abadín, A Pastoriza, Riotorto y A Pontenova. En estos ayuntamientos se aplican restricciones en el movimiento de las patatas, que se autoriza únicamente en envases cerrados y etiquetados. También continúa vigente la zona tampón, en los terrenos comprendidos dentro de una franja de cinco kilómetros alrededor del límite de los municipios afectados. Los agricultores deben notificar en qué parcelas van a cultivar este tubérculo «inmediatamente después» de la siembra. En el caso de As Somozas, Moeche, Cerdido y Cedeira, con el 95 % de la superficie dentro de esta franja, se considera área tampón el conjunto del territorio.

El programa nacional de control y erradicación de la Tecia solanivora, aprobado por el Ministerio de Agricultura el 3 de marzo del 2017, establece que «se prohibirá la plantación de cultivos de patata durante un período mínimo de dos años». Y se añade que, transcurrido este plazo, «la autoridad competente valorará la situación de la plaga, en especial si no se ha conseguido alcanzar el objetivo de la erradicación, y podrá prorrogar el período de vigencia». Medio Rural recuerda que el programa considera «que queda erradicada la plaga en una zona infestada cuando no se detecte su presencia en un mínimo de dos años consecutivos». De ahí que se alargue la veda durante el ejercicio de 2019.

De acuerdo con los datos de la Consellería de Medio Rural, en el 2017 se destruyeron 185.783 kilos de patatas de cosecha, 88.205 de siembra y 50.000 de almacenes y comercializadores. Durante ese primer año de prohibición, cuando muchos productores tuvieron que levantar sus cosechas, se tramitaron 1.323 indemnizaciones (por patata de simiente y de consumo, y por superficie plantada), por 167.577,28 euros. El 76,72 % de los beneficiarios corresponden a la provincia de Lugo y el 23,28 % a la de A Coruña. La Xunta abrió 18 expedientes sancionadores, uno a un transportista, otro a un productor comercializador y el resto a particulares. En cuanto a las medidas de control del insecto, en la campaña del 2018, Medio Rural colocó 1.170 trampas por toda Galicia.

En los 32 concellos que había afectados en el 2017 se destruyeron 323.988 kilos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La Xunta mantiene la prohibición de plantar patatas durante este año en 33 municipios