Galicia agrava su déficit de empresas exportadoras en relación a España

Debería tener internacionalizadas tres mil firmas más para igualar la media estatal


SANTIAGO / LA VOZ

Galicia puede presumir de su sector exterior. Impulsadas por el automóvil y el textil, las exportaciones se incrementaron un 7,2 % en los once primeros meses del 2018, hasta sumar un valor de 21.313,3 millones de euros, lo que muestra un ritmo de recuperación que es el doble de la media española.

Si se analiza la contribución exportadora al PIB interno de cada autonomía, la gallega es la segunda del Estado en la que las ventas al exterior aportan más a su riqueza. Concretamente, contribuyen con un 35,6 %, una proporción que solo supera Navarra. Este buen desempeño se explica por la presencia de dos actores que condicionan todo, como son Citroën e Inditex, pero suele ocultar otra realidad que constituye uno de los desequilibrios de Galicia en relación a España: su déficit de empresas exportadoras.

Ampliar esta base era uno de los objetivos de la estrategia de internacionalización que puso en marcha la Xunta en el 2015, que estará vigente hasta el 2020, y que tenía por objetivo situar la contribución del sector exterior al PIB gallego en el 40 % y, sobre todo, alcanzar las ocho mil firmas exportadoras para reducir la distancia respecto a España. Esto es, para que la cifra de compañías se ajuste al peso que tiene la economía gallega en el conjunto del Estado.

Mayor brecha

La consecución de este objetivo está en entredicho. Y no porque no crezca el número de empresas de Galicia que venden fuera, sino porque en España aumenta a mucho mayor ritmo. Esta es una realidad que ya constata el último Barómetro Exportador de Galicia (Baexga), que elabora periódicamente el Foro Económico de Galicia, y que actualizará a finales de este mismo mes. «No 2017 só o 4,5 % das empresas exportadoras españolas eran galegas, pero no que levamos de 2018 a porcentaxe ten caído ao 3,5 %», explica el documento coordinado por el profesor Albino Prada.

Preguntada al respecto, la Xunta recuerda que, de enero a noviembre, vendieron fuera 6.883 firmas de la comunidad, lo que supone un crecimiento del 8,3 %. Desde el departamento que lidera Francisco Conde también se apunta a que, en ese mismo período, el número de compañías exportadoras regulares (aquellas que han comercializado sus productos en el exterior durante los últimos cuatro años) se situó en 2.488, un 3,7 % más. A pesar de estos datos positivos, el balance nacional de enero a noviembre fue mejor. Así, las 6.883 gallegas suponen el 3,5 % del total de las españolas (193.066) que comercian fuera. Esto significa que para alcanzar el peso que tiene la economía de Galicia en el conjunto del PIB estatal, un 5,2 %, la comunidad debería contar con 10.039 compañías exportadoras.

Un sector híperconcentrado

O lo que es lo mismo, el déficit en relación a España está en algo más de tres mil, cuando hasta hace unos años se situaba por encima de las 1.200. «Actualmente, el mercado exportador gallego está concentrado en unas cuantas empresas que facturan más del 50 % del total, como Inditex o PSA», explica Jorge Rodríguez Correa, director de zona noroeste de Solunion España, una compañía de seguros de crédito para compañías de España y Latinoamérica, participada al 50 % por Mapfre.

A su modo de ver, la clave para ampliar la base de empresas exportadoras pasa, en gran medida, por potenciar otros sectores y diversificar la estrategia: «Fabricación de bienes de equipo, la construcción y estructuras metálicas, y los sectores emergentes, como son la aeronáutica y el energético, serían algunos ejemplos», explica Jorge Rodríguez.

Ganar nuevos mercados

Otro de los desequilibrios del sector exterior gallego, derivado del peso que tienen también los dos gigantes de la automoción y el textil, viene determinado por la dependencia geográfica de las ventas a la UE. A lo largo de los últimos años, Galicia no ha sabido ganarse un hueco de mercado en las llamadas economías emergentes, países con un enorme potencial de crecimiento y con millones de consumidores, como Brasil, China, la India, Rusia, México o Sudáfrica, entre otros ejemplos.

El último informe del Baexga revela que en los nueve primeros meses del pasado año 2018, el número de sociedades que comerciaron sus productos en esos destinos, lejos de crecer, descendió un 4,5 %, frente al 1,2 % de caída registrada en España.

«Ahora hay que prestar mucha atención al dinamismo del sector de la madera y de materias primas; en este caso, con gigantes exportadores como China, podría ser interesante apostar por nichos de mercado muy concretos, especializados y con capacidad productiva alta. En el caso de la alimentación, y en concreto del pescado y el marisco», precisa Jorge Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia agrava su déficit de empresas exportadoras en relación a España