La liga más extraña

José Francisco Cores ENTRENADOR DE FÚTBOL

FUTBOL GALLEGO

Imagen del partido de Preferente entre el Puebla y el Ribadeo, que luchan por la permanencia.
Imagen del partido de Preferente entre el Puebla y el Ribadeo, que luchan por la permanencia. MARCOS CREO

«La competición nos deja una serie de puntos discutibles y un año de claroscuros con un actor principal: la Real Federación Galega de Fútbol»

28 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La temporada baja el telón con la emoción de siempre pero aliviada por haber salido airosa de una pandemia  y la conclusión del ejercicio fue la mejor noticia para el fútbol.

Los diferentes clubes del fútbol gallego reaccionaron de una forma positiva y con una gran ilusión al comienzo de la competición, aunque sin poder aparcar la preocupación por el coronavirus. Sin embargo, ¿qué liga nos encontramos tras el covid? ¿Es la misma competición de siempre? No, y aunque admite todo tipo de matices, nos deja una serie de puntos discutibles y un año de claroscuros con un actor principal: la Real Federación Galega de Fútbol.

Como primera evidencia del cambio, dar por finalizadas las competiciones de la anterior temporada —aunque jurídicamente quizás no había otra solución— sin descensos y con ascensos a través de un mecanismo exprés creó una situación excepcional, que causó un exceso de equipos en las diferentes competiciones. Si a ello añadimos que en las bases de competición de Tercera RFEF se establece que descenderán tantos equipos como sean necesarios «para conformar grupos de 16 equipos la temporada 2022/2023», provoca que haya un torrente de descensos en cascada por el peligroso efecto dominó, lo que llevó a muchos clubes a impugnar las bases de competición. Entre otros motivos, al considerar que la reducción de equipos a dieciséis es contraria a lo dispuesto en el Reglamento General RFEF, máxime cuando dicho texto normativo sigue previendo la posibilidad de que por descensos de uno o dos clubes de Segunda RFEF a Tercera RFEF, el grupo podrá quedar constituido de manera supernumeraria, en 21 equipos o 22.