Braulio Anca Coya, un hombre que amaba el fútbol

Afincado en Santiago desde que era un niño


SANTIAGO / LA VOZ

Hablar de Braulio Anca Coya (Tui, 1938) es hacerlo del deporte rey compostelano y barbanzano. Afincado en Santiago desde que era un niño, llegó a formar parte de las directivas del Compostela y de la Federación Galega. Antes ya había dejado su huella en el fútbol compostelano y boirense. Fue masajista del primer equipo de la capital gallega. «Era un gran profesional, de palabra. Lo que decía lo intentaba cumplir hasta el final. Un caballero de los que hoy en día ya no se destilan», afirma el presidente del Boiro. Además de su vida deportiva, Braulio Anca también regentó una clínica de fisioterapia en la avenida Constitución de Boiro y formó parte de equipo de rehabilitación del hospital. La vida vinculada a la salud la completó con su pasión por la escritura. Escribió el libro Unha ruta nostálxica pola hostalería de Boiro, en la que recordaba el ambiente a través de sus locales de los 60 y 70. Su faceta como historiador deportivo quedó retratada en su obra cumbre, Otros tiempos. El fútbol en Santiago, que consta de dos tomos. Anca estaba trabajando en el tercero. Falleció este lunes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Braulio Anca Coya, un hombre que amaba el fútbol