Estos son los nuevos aforos con los que podrán jugar los equipos gallegos

Las nuevas restricciones fijadas por la Xunta en 60 municipios frente al covid-19 dan lugar a que conjuntos de la comunidad en una misma Liga nacional pasen a disponer de diferentes límites de aficionados en las gradas


Vilagarcía / La Voz

Mañana sábado 60 concellos gallegos iniciarán un nuevo paquete de restricciones a la movilidad, reunión y asistencia a eventos con la que la Xunta de Galicia pretende revertir el avance del covid-19 en la comunidad. Medidas que se extenderán al menos durante un mes y que impactan de lleno en la mayor parte de los contados equipos gallegos que han podido salir a competir hasta el momento en la temporada 2020/21, una vez sus respectivas federaciones españolas apostaron por arrancar las competiciones nacionales bajo su organización.

Este es el nuevo escenario que, en materia de aforo, se les presenta a los mencionados equipos en el horizonte de los próximos 30 días. Con Celta de Vigo, C.D. Lugo y Obradoiro, con plaza en cada una de las tres únicas Ligas legalmente reconocidas en España como profesionales, al margen (sus asociaciones mantienen la prohibición de la presencia de público en sus partidos). Y con la siguiente premisa: para los 60 concellos con restricciones especiales, 30 aficionados en las gradas de los recintos cerrados y 75 en las instalaciones deportivas al aire libre, susceptibles en estas últimas de estirarse al doble, 150, con permiso expreso de la Consellería de Sanidade; para los equipos del resto de los municipios gallegos, continuidad del tope de 60 y 150 espectadores en pabellones cerrados y recintos abiertos, con máximo de 300 para los últimos previo visto bueno de las autoridades sanitarias. 

Fútbol

Excluidas la Primera y la Segunda División, los seis conjuntos gallegos en la Segunda División B verán mermado a la mitad el apoyo de su afición en sus partidos como locales, pasando de 150 a 75 espectadores, o de 300 a 150 si consiguen el plácet de Sanidade. No en vano, Deportivo, Racing Ferrol, Celta B, Coruxo, Compostela y Pontevedra se ubican en cinco de las siete ciudades de la comunidad.

La Tercera División ofrece uno de esos casos en los que se da la paradoja de la asimetría entre los límites permitidos por la Xunta de Galicia a los equipos gallegos que están pudiendo desarrollar su actividad competitiva. Así, mientras casi la mitad de los conjuntos del Grupo A (provincias de A Coruña y Lugo) verán reducida desde esta semana la asistencia permitida al rango menor, el Viveiro, Deportivo Fabril, Polvorín de Lugo, Silva de A Coruña y Agrupación Estudiantil de Santiago; seguirán con el mismo margen que desde el inicio de la Liga el Somozas, Bergantiños (Carballo), Racing Club Vilalbés, Arzúa, As Pontes, Paiosaco-Hierros de A Laracha y Fisterra.

En el Grupo B, en cambio, solo el Ribadumia y el C.D. Barco escapan a las restricciones especiales, que sí afectan al Arenteiro (O Carballiño), Estradense, Arousa (Vilagarcía), Atios y Pontellas (O Porriño), Alondras (Cangas do Morrazo), Choco (Redondela), Rápido de Bouzas (Vigo), U.D. Ourense y Ourense C.F

Baloncesto

En el deporte de la canasta, los tres equipos de LEB Oro, Ibereólica Renovables Ourense, Leche Río Breogán y Leyma Coruña, verán reducido el aforo de sus partidos en casa a 30 personas, al igual que los de las dos categorías nacionales femeninas, el Durán Maquinaria Ensino de Lugo, en la LF, y el Baxi Ferrol, Celta Zorka Recalvi (Vigo), Maristas Coruña, C.B. Arxil (Pontevedra), A.D. Cortegada (Vilagarcía) y Ulla Oil Rosalía (Santiago).

En cambio, en la liga EBA, la última categoría nacional del baloncesto masculino, mientras los pabellones del Obradoiro Silleda, Costa Ártabra (Ferrol), Estudiantes Lugo Leyma Natura, KFC Culleredo y Porriño Baloncesto Base tendrán que adaptarse a competir con menos calor de su afición, el C.B. Chantada-Ensino y el Calvo Basket Xiria (Carballo) mantienen en 60 espectadores los aforos de sus canchas.

  

Balonmano

También en el balonmano son mayoría las franquicias gallegas que deben conformarse con 30 espectadores en sus pabellones dándoles su apoyo en sus partidos de Liga como locales. Son los casos del Frigoríficos del Morrazo-C.B. Cangas y Dicsa Modular Cisne Balonmano (Pontevedra), en la Asobal, el Disiclín Balonmán Lalín y S.D. Teucro (Pontevedra), en la División de Honor Plata Masculina; y Rodosa BM. Chapela (Redondela), Magope Seis do Nadal-Coia (Vigo), U.B. Lavadores-Vigo, Granitos Ibéricos Carballal (Vigo), S.A.R. Plastic Omnium (Redondela), OAR Coruña y Forbe Reconquista de Vigo, en Primera División Estatal. Sin embargo, en esta última categoría, el Calvo Xiria, Carnes Doribeiro-Ourense Provincia Termal (Ribadavia), Balonmán Seaplast Cañiza y Bueu Atlético Balonmán sí podrán seguir contando con el doble de aficionados, 60, que sus rivales gallegos de la misma Liga.

Esta paradoja se extiende al balonmano femenino. Así, mientras el C.B. Atlético Guardés mantiene el límite del aforo de su pista en 60 personas en la Liga Guerreras Iberdrola (división de honor), el Conservas Orbe Rubensa BM Porriño tendrá que conformarse con la mitad desde este fin de semana en la misma categoría, solo que, rizando el rizo de los absurdos a los que está llevando en más de una circunstancia y ámbito la lucha contra el covid-19, encuadrado por la Real Federación Española de Balonmano los dos conjuntos gallegos en grupos diferentes. Una categoría por debajo, en la División de Honor Plata Femenina, solo el Asmubal Meaño escapa de las nuevas restricciones especiales, que deben acatar el S.A.R. Rodavigo (Redondela), CDEC Lavadores Vigo, Rubensa BM Porriño y A.D. Carballal (Vigo). 

Voleibol

El otro deporte de equipo que ha echado a rodar esta temporada a nivel estatal es el voleibol. Y también aquí con dos varas de medir para los equipos gallegos en las categorías masculinas desde mañana. En la Superliga, la pista del Arenal Emevé de Lugo queda restringida a 30 aficionados mientras la del Rotogal Boiro VB se mantiene con 60. Y en la Superliga 2, el Voleibol Dumbría y el Intasa San Sadurniño podrán sentir el respaldo del doble de sus socios y demás hinchas que el Club Vigo Voleibol y el Calasancias Coruña.

Esta diferencia no se da, por el contrario, en el voleibol femenino, donde todos los equipos galaicos se encuentran domiciliados entre los 60 municipios afectados por el nuevo marco de restricciones especiales: el Arenal Emevé de Lugo (Liga Iberdrola), el Autos Cancela Zalaeta de A Coruña (Superliga 2); y el Aceites Abril C.V.O. de Ourense, C.V. Bruxas de Ames y Calasancias Coruña (Primera División).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Estos son los nuevos aforos con los que podrán jugar los equipos gallegos