El gallego Queco Piña encabeza una alternativa para presidir la AFE

Trata de reunir mil firmas de afiliados al sindicato para convocar una asamblea en la que se vote la destitución de la junta directiva de Aganzo y en la que él también está

Piña, primero por la izquierda, con la directiva que preside Aganzo, en el centro. kiko huesca efe
Piña, primero por la izquierda, con la directiva que preside Aganzo, en el centro. kiko huesca efe

Queco Piña se perfila como la alternativa a David Aganzo al frente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). El que fuera portero del Racing, Ponferradina, Leganés o Huesca, entre otros muchos clubes, lidera un grupo de oposición al actual presidente del sindicato. Su objetivo es reunir los apoyos suficientes para solicitar una asamblea en la que se vote la continuidad o no del presidente.

Las diferencias entre Aganzo y Piña, que fueron compañeros de candidatura en su día, vienen desde hace casi un año. Las críticas del gallego hacia la gestión realizada por el presidente del sindicato, le costaron el puesto como empleado de AFE, aunque se mantuvo en la junta directiva.

Tras los últimos escándalos que han salpicado al dirigente del sindicato, en forma de denuncia por parte del director de Segunda B y Tercera de la asociación, Antonio Saiz Checa, han llevado al coruñés a dar un paso al frente.

Según publicó en su día el diario Marca, el compañero de directiva de Piña desveló a través de una carta a la fiscalía de Valencia, la obligación a la que fue sometido supuestamente por David Aganzo de conseguir de forma ilícita documentación fiscal del sindicato Futbolistas ON. En el escrito al que ha tenido acceso el periódico, Saiz Checa se autoinculpa de haber participado en ese acto ilícito «obligado» mediante «presiones» por Aganzo. Este negó en todo momento las acusaciones vertidas contra su persona.

Tras hacerse pública esta situación, el propio exportero gallego entró en escena para asegurar que el tiempo de su presidente tocaba a su fin.

«El final de Aganzo en AFE está cada vez más cerca. Tendrá que responder de los delitos que se le acusa ante los tribunales y ante los afiliados con la celebración de unas elecciones», declaraba en el citado diario.

Días después, se celebró una asamblea ordinaria de la AFE en la que Aganzo no dio explicación alguna, lo que provocó que Piña, Jesús Barbadilla, Xavi Oliva y Armando Lozano, todos ellos directivos, emitieran un comunicado mostrando su indignación por la situación que se está viviendo en la asociación.

«Durante la celebración de la Junta, Aganzo se ha negado a dar explicaciones sobre las graves acusaciones que se han vertido sobre él y su secretario general, Diego Rivas, durante los últimos días en los medios de comunicación limitándose a decir a sus compañeros de Junta, pese a la insistencia de algunos, ‘que eso se verá en los tribunales’. Hay que recordar que esta misma semana el propio Aganzo se comprometió por escrito, ante 10.000 afiliados, a explicar la situación ante las acusaciones, cosa que no ha sucedido», explicaba el escrito.

Tras esta asamblea, este grupo de directivos, con el apoyo de otros futbolistas, comenzaron a realizar una recogida de firmas con el fin de juntar el diez por ciento del censo de AFE, que es de aproximadamente 10.000 afiliados. Si consiguen reunir estos avales podrán solicitar una asamblea en cuyo orden del día figurará la convocatoria de elecciones para la presidencia y junta del sindicato.

Desde el momento en el que presenten la petición, la directiva tendrá 30 días para convocar la asamblea extraordinaria. Y, en el caso de que la moción prospere y se vote a favor de la destitución del actual equipo de gobierno, habría un plazo de entre 30 y 60 días más para que se presenten candidaturas y se celebren las elecciones. Durante este período, una junta gestora dirigirá el sindicato.

Y ahí es donde, en estos momentos, Queco Piña está volcado en juntar los apoyos necesarios para derrocar a Aganzo. Según algunas fuentes, a día de hoy, el coruñés sería el cabeza de cartel de esa candidatura alternativa al actual dirigente.

Morientes, a la expectativa

La semana pasada se conoció también la intención de Fernando Morientes de acceder a la presidencia. Pero los tiempos del exmadridista no son los del gallego. El extremeño no parece dispuesto a desgastarse en un proceso tan largo que implique un enfrentamiento directo en unas elecciones, por lo que se ha apartado a un lado.

De esta manera, de momento, Piña sigue firme, aunque desde su entorno se asegura que su mayor preocupación no es la de alcanzar la presidencia y que si aparece otro candidato de renombre podría incluso alcanzar un pacto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El gallego Queco Piña encabeza una alternativa para presidir la AFE