El agresor de un árbitro menor de edad en Ourense será excluido de su club

El Carballeira abrirá un expediente sancionador antes de conocer el acuerdo de Competición y pide disculpas al colegiado


La agresión a un árbitro menor de edad en el Carballeira - Padrenda de la Tercera Galicia ha causado efectos inmediatos en el panorama del fútbol gallego y, en especial, del ourensano.

Sin ir más lejos, el propio club del agresor se ha mostrado firme al indicar que no puede permitir ese tipo de comportamientos en su estructura deportiva, como hizo saber por boca de su delegado, Juan José Martínez: «Sentimos una profunda vergüenza y no nos explicamos lo que le pudo pasar a nuestro futbolista. Fue en una jugada en banda, el árbitro le mostró la segunda tarjeta amarilla y le propinó un empujón que lo tiró al suelo».

El mismo directivo -además vicepresidente- es el encargado de recibir a los árbitros y de velar por que los partidos que su equipo disputa en Oira transcurran con normalidad: «El del pasado domingo no tuvo ningún problema, el chavalito estaba pitando muy bien y solo había sacado una tarjeta amarilla. En el club vamos a reunirnos para abrir un expediente y lo más probable es que el jugador acabe fuera».

La versión de los locales concuerda con la del presidente del equipo visitante, Fernando Domínguez: «No hubo ningún lance polémico en todo el partido. El árbitro lo hizo muy bien y la verdad es que nosotros empatamos dos goles de ventaja de ellos y algunos de sus jugadores se pusieron un poco nerviosos, incluido el agresor, que ya había protagonizado alguna jugada punible que no había visto. Cuando lo vio, aplicó bien el reglamento».

En ese sentido, también es claro el delegado ourensano del Comité Técnico de Árbitros, Claudio Cerdeira: «Solo podemos condenar estas acciones, que no pueden repetirse en los tiempos que corren y más con el agravante de tratarse de un menor de edad. El caso está en manos de nuestros servicios jurídicos, que decidirán si procede denunciar al agresor. Por lo demás, desde el colectivo solo nos queda apoyar a nuestro compañero, para que siga adelante».

En cuanto a las posibles sanciones al jugador del Carballeira, Diego A. Guzmán, puede aplicársele el artículo 89 del reglamento, si es considerado como un gesto de menosprecio, lo que acarrearía una suspensión de cuatro a doce partidos. También puede entrar en los epígrafes del 90, con una sanción de seis meses sin consecuencia dañosa, que puede llegar a un año y seis meses, si las lesiones son más graves. En este caso, el agredido sufrió policontusiones, si bien cabe recordar que el castigo se multiplica por dos al tratarse de un menor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El agresor de un árbitro menor de edad en Ourense será excluido de su club