El Laracha se deja marcar un gol ante el Cristo Rey infantil para neutralizar un error arbitral a su favor

El niño que marcó desde los once metros pidió disculpas a los oleirenses y el cuadro rojiverde se dejó empatar a dos al comienzo de la segunda mitad


A Coruña

Lección de valores y de deportividad en un partido de fútbol de infantiles. Porque no todo son goleadas abusivas, padres ultras y entrenadores que quieren ganar por encima de cualquier circunstancia. A veces, solo a veces, hay luz al final del túnel.

Es lo que sucedió en un duelo de la Segunda Galicia infantil disputado en A Laracha. El equipo local recibía al Cristo Rey, conjunto formado por niños de un colegio de Oleiros. «En el primer tiempo, el árbitro pitó un penalti a favor del Laracha. Jacobo, el entrenador local, no estaba de acuerdo y le pidió a su jugador que echara el balón fuera. Pero el niño metió gol (2-1). Justo después pitaron el descanso. Lejos de dejarlo ahí, Jacobo habló con nuestro entrenador y el árbitro. Les dijo que se iban a dejar meter un gol y además el chaval que había marcado el penalti pasó a disculparse con nuestro equipo», explican desde el Cristo Rey. La segunda parte empezó con el gol que se dejaron marcar, el 2-2, y el Laracha acabaría ganando igualmente el partido (3-2). «Nuestros infantiles le hicieron el pasillo al equipo contrario al terminal en señal de agradecimiento y respeto», agregan desde el equipo oleirense.

«Todos los presentes en el partido aprendimos una lección de Jacobo Ceide Franqueira, entrenador y además profesor en la escuela de entrenadores de la Federación de Fútbol. Gracias por la lección, profesor». finalizan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

El Laracha se deja marcar un gol ante el Cristo Rey infantil para neutralizar un error arbitral a su favor