La Policía cree que en Verín captaban a futbolistas extranjeros y los tenían en condiciones precarias

Los investigados fueron puestos en libertad, pero deben volver al juzgado cada quince días

L.M.R.
Ourense

Ayer continuaron las diligencias relativas al caso de la trama de inmigración ilegal y contratos falsos a jugadores extranjeros, que afecta al club ourensano del Monterrei y que provocó la detención del presidente de la citada entidad, Feliciano Romero, y del abogado y exdirigente del Club Deportivo Ourense, Alberto González Atanes.

De hecho, ambos pasaron a disposición judicial en la jornada de ayer y prestaron declaración durante más de dos horas en el juzgado verinense, donde se decretó que deberán personarse en las mismas dependencias cada 15 días. El proceso continúa abierto y ambos están siendo investigados por delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y contra derechos de los ciudadanos extranjeros.

Como había establecido el informe del Grupo Operativo de Extranjería de la Policía Nacional, las investigaciones Según las investigaciones policiales: «Los arrestados captaban a jóvenes futbolistas en sus países de origen y les ofrecían la posibilidad de jugar en equipos de fútbol de la liga española y, una vez en nuestro país, eran empleados en condiciones de hambruna hasta el punto de ser mantenidos por organizaciones sociales».

Tras la denuncia presentada el pasado mes de mayo por uno de esos jugadores, se inició una investigación que desembocó en la detención de las dos personas citadas, así como de una tercera que fue puesta en libertad a las pocas horas. También se llegó a establecer un número de hasta siete jugadores que pasaron por las filas del Monterrei CF y otros dos que militaron en otros equipos, si bien todos ellos han abandonado la disciplina de la entidad hace varios meses. La Policía, en todo caso, concluye que «el grupo criminal tenía un doble objetivo, beneficiarse inicialmente de un equipo de fútbol de mayor calidad deportiva, lo que facilitaría la entrada de financiación a través de nuevos patrocinadores y obtener un lucro por los contratos de representación de los jugadores en un futuro».

Hasta el momento, se ha establecido que habían llegado a España por el mismo procedimiento jóvenes procedentes de países como México, Argentina, Colombia, Venezuela y Senegal. La fase de instrucción del caso clarificará otros detalles del modo de actuación de la red criminal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Policía cree que en Verín captaban a futbolistas extranjeros y los tenían en condiciones precarias