Pablo Couñago: «Por suerte, nací con gen ganador»

Míriam Vázquez Fraga VIGO / LA VOZ

FUTBOL GALLEGO

Pablo Couñago
Pablo Couñago Abraldes

Siempre quiso ser profesional del fútbol y conocer mundo con él, lleva 20 años haciéndolo

20 may 2018 . Actualizado a las 23:29 h.

La pasión por el fútbol que se desprende de cada palabra que pronuncia Pablo Couñago (Redondela, 1979) es la misma que ha pospuesto su decisión de colgar las botas. Camino de los 38, aquel chaval que debutó con el primer equipo del Celta a los 18 años medita si este curso, en el Choco, será el último en activo. Entre medias el deporte llevó al joven que deslumbró como Bota de Oro del Mundial sub-20 de 1999 a Inglaterra, Finlandia, Hong Kong y Vietman.

-¿En qué época ha sido más feliz jugando al fútbol?

-Casi siempre. De chaval, porque disfrutas todo con una pasión enorme sin pensar en nada más; en la juventud, el momento en que luchas por dar el paso a ser profesional y ves que se acerca. También fue especial todo lo que vino después. Probablemente ese momento entre el Celta B y el primer equipo, compartiendo vestuario con gente que para mí era una referencia, fue la más bonita.

-¿Se ve un pionero como español en la Premier?

-Sí que fui uno de los primeros. Había estado Ferrer en el Chelsea y Marcelino en el Newcastle, pero a raíz de ir yo llegaron otros como Iván Campo o Hierro.