La conjura del Esteirana por Manola

La plantilla del conjunto muradano dedicó el título liguero a su vicepresidenta por su ejemplo en la lucha que mantiene contra el cáncer


Decía Álex Romero, el entrenador del Esteirana, después de recibir el trofeo de campeones del grupo de A Costa de Segunda Galicia que la celebración del título sobre el césped había sido muy bonita y emotiva, pero no desvelaba que detrás de esa emoción había mucho más que la alegría por la victoria. Los vítores y los cánticos de la plantilla escondían también la satisfacción de haber podido cumplir una promesa y poder brindar su triunfo a Manola.

El comienzo de la historia se remonta a unos meses atrás, en la cena de Navidad, cuando los futbolistas del conjunto muradano se conjuraron y tomaron una determinación: pelear por el título para dedicárselo a Manuela Rodríguez Prol, su vicepresidenta. «Se todos tivéramos o seu espírito de loita xa teriamos gañado a liga no Nadal», dijo entonces uno de los capitanes. Porque Manola, como todos la conocen, además de estar completamente involucrada en el club, se ha convertido para los jugadores en un ejemplo por la batalla que está librando contra el cáncer.

Fue el pasado verano, en el arranque de la pretemporada, cuando llegó el fatal diagnóstico: «É unha persoa moi loitadora e moi positiva, todo o mundo sufriu un forte impacto cando soubemos da súa enfermidade, os xogadores sentírono moito porque é unha persoa moi querida no club», explica el técnico. Pero no todo el mérito es de Manola, que en pocas palabras explica qué significa ser del Esteirana: «Somos un club con roce. Somos un club moi pequeniño e todos nos coñecemos e temos moita relación uns cos outros».

Así que a la vicepresidenta no le faltaron nunca las palabras de aliento, aunque no esperaba la emotiva dedicatoria que le brindó la plantilla tras recibir el trofeo, entre otras razones porque el ascenso no era, ni mucho menos, el objetivo: «Non contabamos con ascender, conformabámonos con manternos na categoría despois do mal que o pasamos a tempada pasada para non baixar. Estamos moi orgullosos do equipo, mira ti que regalo nos deron a todos».

Evitar el descenso

El Esteirana se mantuvo en la zona alta de la tabla durante la temporada, pero protagonizó una gran remontada en las últimas jornadas, lo que añadió más emoción al campeonato: «O día que gañaron a liga foi unha gran alegría. ¿Como imos vivir un ascenso un club tan modesto? Estamos moi contentos por todo o que fixeron os rapaces».

Sobre la dedicatoria del título, asegura que no sabía nada y que se emocionó cuando los jugadores la llamaron para que saltase al campo con ellos y le ofrecieron el trofeo: «Caéronme as lágrimas coma unha Magdalena». Pese a todo, quita importancia al hecho de que la plantilla se haya inspirado en su lucha particular para pelear por el campeonato: «A vitoria é deles, non miña. O esforzo é deles, do equipo e dos adestradores».

Pero los jugadores han contado en todo momento con el aliento de Manola, que ni en los momentos más complicados del tratamiento contra el cáncer ha flaqueado: «Ao campo fun sempre que puiden, creo que non me perdín ningún partido da casa, porque tiña ganas de velos. Este grupo é unha marabilla». Ahora, lo peor ya ha pasado, y a la vicepresidenta le quedan «os últimos retoques» después de unos meses complicados que ha afrontado con el apoyo de su familia: «Cando che din que tes cancro o primeiro día é o peor, pero despois tes que tirar para diante, sobre todo cando tes dous nenos na casa. Nunca sabes como vas reaccionar, pero eu díxenme que non podía virme abaixo e non o fixen». El Esteirana, tampoco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La conjura del Esteirana por Manola