Abelleira, el apellido más futbolero

Xosé Ramón Castro
X. R. Castro REDACCIÓN / LA VOZ

FUTBOL GALLEGO

CAPOTILLO

Milo y sus hijos Teresa y Tomás comparten afición y carrera en el balompié

11 may 2016 . Actualizado a las 12:27 h.

El balón forma parte del mobiliario para los Abelleira. Milo, el padre, entrenó a clásicos de la Segunda B. Tomás, el hijo, se ha ganado un sitio en la primera plantilla del Pontevedra. Y Teresa, la hija, ha conseguido asentarse en la selección española sub-16 tras destacar en la AJ Lérez.

A Milo Abelleira le tocó el papel de precursor. Como futbolista, Pontevedra y Lugo fueron sus referencias, pero su verdadera carrera balompédica llegó como entrenador. Celta B, Pontevedra, Ourense, Endesa As Pontes y Leonesa, todos ellos en Segunda B, fueron sus equipos. Sin embargo, el amor por el fútbol de sus hijos no llegó por insistencia del padre, sino por elección personal. Quizás también por agenda familiar.

Mucho tuvo que ver que al lado de casa había, y sigue habiendo, un campo de fútbol sala. «Comenzamos jugando todos en la pista que hay al lado de casa», recuerda Tomás. Sobre el mismo cemento comenzó a patear también Teresa, que además acompañaba a su madre a los entrenamientos de su hermano. La figura materna ha sido clave para ella: «Siempre me gustó mucho el fútbol, y gracias a mi madre, que me podía llevar a entrenar y estuvo siempre apoyándome, he podido ser futbolista». Probó de pequeña en otros deportes, entre ellos el atletismo que practicaba su hermana mayor, pero tenía claras sus apetencias.