La revuelta arbitral se extiende por todo el norte de Galicia

Ferrol acordó anoche por unanimidad secundar el paro iniciado en Santiago; mientras que A Coruña y Lugo podrían decidir lo mismo mañana


Redacción / La Voz

La rebelión de los colegiados de Santiago contra la política arbitral de su presidente Fernando Iglesias Figueroa se ha propagado de tal manera que ya hay otra delegación dispuesta a acompañarles en la lucha. Se trata de Ferrol, que ayer por la noche acordó por unanimidad exigir un cambio en la cúpula del arbitraje gallego. A ambas podían sumárseles tanto A Coruña como Lugo, que mañana reunirán a sus árbitros para también tomar medidas contra lo que consideran un mal funcionamiento del ente federativo.

Los trencillas compostelano escenificación ayer de forma pública su descontento. Secundaron mayoritariamente el plante anunciado en la noche del jueves, aunque la competición pudo desarrollarse con normalidad porque la Federación Gallega de Fútbol llamó de urgencia a colegiados de las delegaciones de Pontevedra, Vigo y Ourense para cubrir las designaciones rechazadas.

Algo más de un centenar de árbitros tomaron la decisión del plante tras la destitución del que era su delegado, Carlos Otero, y seguirán con esta huelga indefinida hasta que el presidente de la Federación Gallega de Fútbol Rafael Louzán atienda a sus demandas: «que Otero sea readmitido» y que «el presidente del CTGAF Fernando Iglesias Figueroa sea destituido». «Lo tenemos muy claro. No nos vamos a mover ni un pelo de esta postura», confirmaba ayer a La Voz uno de los implicados a la salida de la nueva reunión realizada por el colectivo.

Una postura inamovible que choca contra la de la FGF, que por su parte anunció el viernes en un comunicado un «respaldo innegociable de la Junta Directiva al presidente del Comité Gallego de Árbitros y al nuevo delegado en Santiago».

Esta afirmación podría haber dado un giro en las últimas horas. La propagación de la revuelta por todo el norte de Galicia podría haber hecho que Lourzán e Iglesias Figueroa hubieran llegado al acuerdo de que este último abandonase el cargo, buscando así la paz social. O al menos ese es el rumor que había anoche en la reunión de Ferrol, en donde también se manejaba el nombre de José López De la Fuente como el futuro mandamás de los colegiados.

El exárbitro de Primera División dimitió el viernes como delegado de Lugo y, según estas fuentes, podría reunirse mañana con Louzán para cerrar el acuerdo.

Una jornada «difícil»

Pese a la huelga, la competición de base y de modestos de Santiago se está desarrollando con normalidad. La mayoría de sus sustitutos llegaron procedentes de la delegación de Pontevedra, aunque también hubo varios de Vigo. Para Lalín, A Estrada y alrededores la FGF contó con el apoyo de los trencillas ourensanos.

Louzán e Iglesias salvaron así ese primer órdago del fútbol compostelano gracias a la involucración de estas tres delegaciones que, entre ayer y hoy, tienen que multiplicarse para sacar adelante los 250 encuentros que se celebran cada jornada en la delegación de Santiago. Algunos de estos colegiados, sobretodo los que pitaban en As Cancelas y Sergas, enlazaron un partido tras otro superando la media docena de envites dirigidos. «Y eso no está permitido por la Mutua», denunciaba ayer un árbitro a La Voz.

Sin embargo, este método de cubrir vacantes con colegiados de otras delegaciones sería imposible de mantener en el momento que sean varias las que se planten.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La revuelta arbitral se extiende por todo el norte de Galicia