Napoleón, el hombre de las 309 películas

Jean Carlos Rosas / O.A.

FUGAS

Ya está en cines «Napoleón», la nueva película de Ridley Scott protagonizada por el oscarizado Joaquin Phoenix. Pero esta es solo una de los más de 300 filmes que a lo largo de la 127 años han tenido como protagonista a esta figura que ha marcado historia en el cine.

24 nov 2023 . Actualizado a las 20:22 h.

En 1896, un año después de la creación del cine, Napoleón protagonizó su primera película. Desde ese momento y hasta hoy han pasado 127 años y ya son más de 300 las cintas que hacen referencia al gran emperador.

En algunas el francés es protagonista absoluto. En otras, un personaje que solo es nombrado y en muchas solo el contexto en el que se desarrollan los filmes. Lo que está claro es que la obsesión napoleónica lleva acompañándonos más de un siglo y no parece agotarse. 

Como era de esperar, Francia es el país que más películas ha grabado sobre este personaje, sin embargo, libros como «Guerra y Paz» o las batallas de Austerlitz o Waterloo, han hecho que otros países europeos se interesen en retratar la biografía de «El Pequeño Cabo».

España, por su parte, ha estado presente en producciones como «Los desastres de la guerra» de 1983, «N: Napoleón y yo» de 2006 o «Bruc, La Leyenda» en 2010.

De Marlon Brando a Joaquin Phoenix 

Joaquin Phoenix ha sido el último actor en vestir el traje de emperador, pero a lo largo de todos estos años son muchos los que han encarnado a Napoleón y un sinfín de directores que han querido retratar a este personaje o a alguna de sus gestas históricas. 

Algunos nombres reconocidos han pasado por las películas napoleónicas sin llegar a ponerse en la piel del emperador. Lo hizo el propio Phoenix en «Quills», Henry Cavil en «El Conde de Montecristo» o Woody Allen protagonizando su película «La última noche de Boris Grushenko». 

Sin embargo, otros 186 actores sí que han interpretado a Napoleón a lo largo de la historia, aunque la mayoría no han logrado un gran reconocimiento por su papel. Nombres como Marlon Brandon, Claude Rains, conocido por ser el capitán Renault en «Casablanca» o Ian Holm.

La fantasía de muchos directores

Eugène Promio, operador de cámara de los hermanos Lumière y uno de los pioneros de la cinematografía, fue el primero en grabar no solo uno, sino tres filmes napoleónicos en 1896 y 1897. Son historias cortas, de menos de un minuto, pero que ya reflejaban la pasión que despertaba esta figura en el mundo del cine.

«Entrevue de Napoléon et du Pape» 1987

En los siguientes años se realizaron decenas de cintas más, pero no fue hasta 1927 cuando una película sobre el emperador francés marcaría una época. Abel Gance dirigió «Napoleón», un filme que en su primer corte tuvo más de 6 horas duración. Innovó en las técnicas a la hora de grabar, como la «polyvision», y fue un referente para otros directores como Martin Scorsese o Stanley Kubrick.

La primera película en recibir una nominación al Oscar fue «Conquest» en 1937, pero hubo que esperar cuatro años más, hasta 1941, para que llegase la primera estatuilla. La consiguió «That Hamilton Woman» y 15 años después, en 1956, «Guerra y Paz» de King Vidor, recibiría otras tres nominaciones. 

Fue ese mismo año la primera vez que Napoleón dio el saltó a la animación. En compañía del icónico Buggs Bunny, el emperador fue pieza clave del cortometraje de Warner Brothers.

«Napoleón Bunny Part»

En 1969 Kubrick empezó a trabajar en su versión de Napoleón hasta llegar a obsesionarse con ello. Consultó más de 500 libros, alcanzó a recolectar más de 17.000 fotografías y trabajó con un equipo de veinte investigadores e historiadores para escribir el guion de la película. Pero su presupuesto era muy alto y la mala recepción que tuvo «Waterloo», del ganador del Oscar Sergei Bondarchuk, hicieron que ninguna productora apostara por su proyecto. Sin embargo, parte de su investigación ayudó a la creación de una de sus más míticas obras, «Barry Lyndon». En 1999 toda la información recopilada se plasmó en el libro «Napoleón de Kubrick: La mejor película jamás hecha».

Por su parte, Ridley Scott haría su debut como director en 1977 con «Los Duelistas», una película en la que, aun no apareciendo Napoleón, su figura es tan influyente en los protagonistas que se acaba convirtiendo en un personaje. Todo sin aparecer un solo minuto en pantalla. Ahora, 46 años más tarde, Scott vuelve a dirigir una película sobre el emperador.

El Napoleón actual

A finales de los 80 el emperador fue la excusa perfecta para viajar en el tiempo. Las cintas más conocidas fueron «Las alucinantes aventuras de Bill y Ted», protagonizada por Keanu Reeves o «La víbora negra: Viaje en el tiempo».

Hoy en día este personaje ha sido retratado en la cultura pop y más allá de verse como el temido emperador, ha tenido un toque más cómico en películas como «Los Minions», «Noche en el museo 2» o «Espejito, espejito».

La nueva película de Scott buscará marcar una época como lo hizo Gance hace casi 100 años y Phoenix luchará nuevamente por llevarse el Oscar con su interpretación.

La cinta mostrará el ascenso y caída del emperador durante su momento de máxima gloria y sus más duras derrotas. Además, se adentrará en la relación adictiva con su esposa Josefina, interpretada por Vanessa Kirby. A partir de hoy podrá verse en las salas de cine a este emperador, el último de los 309 Napoleones de la historia.