El mejor nanosegundo en el multiverso

FUGAS

cedida

13 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Recuerdo la primera vez que vine a Hollywood. Era un sueño hecho realidad... hasta que llegué aquí». Con esta aguda crítica recogió esta semana Michelle Yeoh su Globo de Oro a la mejor actriz de comedia por la disparatada Todo a la vez en todas partes. A sus 60 años, la veterana actriz malaya de origen chino recordaba que nada más llegar a la meca del cine, la encasillaron en una minoría. Poco se puede avanzar en los estrictos casilleros del cine, y Yeoh reconocía que el camino ha sido duro, una pelea, pero vale la pena. Chica Bond con Pierce Brosnan en El mañana nunca muere, curtida en películas hongkonesas de artes marciales, su papel de maestra en la épica Tigre y dragón la consagró internacionalmente, perfecta en las coreografiadas peleas, fruto de una larga tradición en el cine asiático, y que ella bordaba con un cuerpo educado en el ballet clásico, pero capaz de dar vida a su personaje con gestos contenidos y una elegancia natural... que poco o nada podrían aventurar que sería capaz de abordar con la misma gracia el surrealista papel por el que ahora ha ganado uno de los premios más importantes de la temporada en Hollywood.

Y es que la Evelyn de esta especie de Matrix desatada es una madre que no sabe comunicarse con su hija, una mujer que está perdiendo a su marido, la hija de un padre despectivo, la emigrante en el falso país de las oportunidades. Y la heroína en un multiverso plagado de absurdos nanosegundos que no se sabe cómo funcionan, pero lo hacen. Y así, convertida en una Neo de mediana edad con demasiadas cosas en la cabeza y enfrentada a una suerte de Agente Smith que no es otra que una funcionaria de Hacienda con la cara de Jamie Lee Curtis, Yeoh celebraba el premio más importante de su carrera recordando que a pesar de haber trabajado con los mejores, a medida que los años pasan, las oportunidades disminuyen. Pero que incluso en un momento así, puede aparecer el mejor regalo en forma de un papel destinado a darle muchas alegrías.