Vilablues: porque la música negra no se hizo para escuchar sentado

CARLOS CRESPO

FUGAS

Shanna Waterstown
Shanna Waterstown

01 oct 2021 . Actualizado a las 12:38 h.

Tuvieron su origen los ritmos afroamericanos en danzas tribales y en rituales que casi siempre se manifestaron a través del baile. De ahí que el Vilablues haya virado en el último momento su formato para, a tenor de los nuevos protocolos, ofrecer a su público la posibilidad de seguir de pie y en danza los conciertos de la segunda edición que se celebra en Noia este fin de semana.

Y razones para danzar no le van a faltar al personal, desde luego. Allí estarán para propiciarlo leyendas eternas, y nuevos y destacados exponentes de géneros diversos y variados de las músicas negras.

Es el caso, por ejemplo, de Roy Ellis (Mr Symparip), uno de los nombres míticos de la historia de la música jamaicana, que en el Vilablues se presentará el sábado acompañado por The Sound Doctors, un combo arrollador formado por siete reputados músicos.