Toundra: «Salvo 4 o 5 grupos, el post-rock es un coñazo»

Carlos Crespo

FUGAS

¿Puede caber año y medio de rabia en un tema de 22 minutos? Toundra lo intenta en su nuevo disco. Hoy actúan en el Caudal Fest, en Lugo

17 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No yerguen la docilidad como bandera. Tampoco son de los que te lo ponen fácil. Ni siquiera se lo ponen a ellos mismos. Cada acorde es un desafío que persigue ahondar en la profundidad y en la gravedad de una herida que lleva ya 14 años abierta. Fueron santo y seña del post-rock nacional cuando apenas sabíamos de qué iba eso. Hoy queda claro que la etiqueta se les quedó corta. Y amenazan con ir a peor. Año y medio de rabia contenida necesita de una válvula de escape. Y en este caso no puede ser un grito. Será un disco, que saldrá en enero. «Más oscuro y arriesgado que ninguno», avanza Esteban Girón, guitarrista de la banda que forma parte del cartel del Caudal Fest que hoy oferta el concello de Lugo.

­—Has contado que cuando estabais a mitad del proceso de creación del nuevo disco os encontrasteis con una inspiración que os hizo crear de manera más diversa y recorriendo nuevos caminos. ¿Cuál fue esa fuente de inspiración?

Toundra no somos una banda que queramos hacer todo el rato lo mismo. Si a eso le sumas que no tenemos letra, por lo que no podemos trasladar de manera muy fehaciente ciertas temáticas de carácter social que nos preocupan, como el caso de la actual proliferación del odio, la cosa se complica un poco más. Una gran inspiración ha sido leer bastante sobre autores de música instrumental, que sí que son capaces de plasmar y reflejar todo tipo de temáticas en sus composiciones.