Pablo Lesuit: «Primero fueron los abrazos y ahora añoramos bailar»

Carlos Crespo

FUGAS

En «Tus balas no me dan» el músico vigués propone una arrebatadora y refrescante invitación al baile a ritmo de cumbia pop

03 jul 2021 . Actualizado a las 00:21 h.

«Tus balas no me dan cuando estoy bailando», corean Pablo Lesuit (Vigo, 1988) y la cantante peruana Pamela Rodríguez. Todo un alegato al influjo que como mecanismo de defensa y terapia ejerce el baile. El single, publicado el pasado viernes, coquetea con la cumbia y con el pop y se adorna con un videoclip desenfadado, vitalista y refrescante, que bien lo podría hacer aspirante a canción del verano. Mejor nos iría.

-Que buen rollo genera «Tus balas no me dan».

-Sí, ese es el espíritu con el que nació la canción. Yo no conocía a Pamela (Rodríguez). Nos conectamos a partir de un mensaje de Instagram. Quedamos para charlar y, como si fuese un juego, la conversación derivó de manera completamente inconsciente y muy rápida en esta canción.

-Transmite mucha positividad.

-Buscamos no meternos en algo muy profundo, sino que desde todas sus vertientes la canción comunicase ese positivismo. Desde la arquitectura de sonido, la estética, el vídeo o el texto, que es superliviano pero te conecta con esa sensación de vamos a dejar atrás todo esto, vamos a desconectar y a disfrutar.

-Y a bailar.

-Sí, primero fueron los abrazos y ahora lo que añoramos todos es bailar. Yo el primero. Necesito bailar de forma urgente.

-¿Podría ser esta una canción del verano?

-No es el objetivo, pero sí nos gustaría que la gente la disfrutase. Y luego, que se convierta en lo que se tenga que convertir.

-Sería una estimulante alternativa. Tiene ese calor latino, pero sin caer en ese ritmo machacón que nos tortura en exceso.

-Sí, esta canción bebe de muchas cosas que aparecen en toda mi música. Tiene ese beat de cumbia, pero sobre un patrón que tiene casi más que ver con la música disco y al que se le añade además toda esa parte de la psicodelia. Siendo una canción pop, tiene una profundidad interesante y no cae en el estereotipo de la canción reguetonera como única manera de provocar el baile. Y mira que yo defiendo la estructura rítmica del reguetón como muy poderosa. Lo que pasa es que se ha pervertido demasiado, sobre todo por los textos. Pero el ritmo no es culpable de lo que el autor haya decidido escribir sobre él.

«Lo que está ocurriendo con la música independiente en Latinoamérica tiene un poder gigantesco»

-¿Por qué crees entonces que es el género que se ha impuesto de forma abrumadora?