Adelina Batlles, que publica un manuscrito inédito de Pardo Bazán: «Doña Emilia empujó a Galdós
al éxito en el teatro»

FUGAS

«El Sacrificio» está escrito de su puño y letra y ve la luz junto al diario de viaje que ambos escritores hicieron por Europa

21 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Adelina Batlles (Almería, 1956) es filóloga y la sobrina del ya desaparecido Antonio Moreno Martín (librería Granata, de Almería) que logró atesorar «la biblioteca privada más grande de España». En 1983 le dio una carpeta repleta de documentación inédita de Pérez Galdós. Entre ella, el diario del viaje que hizo con Pardo Bazán por Europa y el manuscrito El sacrificio, que Batlles atribuye a doña Emilia; además de tres cartas que ella le escribe a don Benito «de gran valor literario», entre otras muchas cosas. Durante más de 35 años, Batlles ha realizado un trabajo de investigación de estos documentos que ahora publica en Pérez Galdós - Pardo Bazán. Diario de un viaje por la Europa de 1888 y El Sacrificio (Emilia Pardo Bazán), donde concluye la gran influencia literaria de la escritora gallega sobre el canario.

­—¿Por qué le dio su tío todo este material?

—Porque pensaba que yo, habiendo hecho Filología, le iba a sacar mucho partido. Mi tío compraba de todo. Me los dio para trabajar y para que se publicasen porque esa era su ilusión. Era una carpeta enorme que contenía el diario de los viajes por Europa, El sacrificio, dos cartas de doña Emilia del principio de la relación, el manuscrito de La campaña del maestrazgo correspondiente a los Episodios Nacionales, correspondencia de amigos diputados de Galdós, 49 cartas a su hija María y correspondencia amorosa con Teodosia Gandaria, su último amor con 64 años. Una serie de cosas maravillosas.

­—¿Y no le dijo nada al respecto?

—Me dijo que tenía muchísimo valor, que eran unos manuscritos originales, inéditos, y yo los estuve trabajando y luego se los devolví.

­—¿Qué significa ese viaje para la pareja?

—Máxima relación pasional, por supuesto, pero, sobre todo, la gran influencia de doña Emilia sobre don Benito. Ella lo convence para que se meta en el teatro. Ve en la obra Realidad (Galdós), elementos escenificables para estrenarse en el teatro y le presenta a los actores, los lleva a su casa, le dice a cada uno qué papel debe tener... Realidad se estrena por ella, influido y empujado por doña Emilia. Y él, abrumado por el éxito de esta obra, le comenta que tiene en mente escribir otra. Y ahí es cuando yo creo que Pardo Bazán escribe El sacrificio, que es un diálogo dramático. Y se lo da a Galdós. Esta obra no aparece publicada por ningún lado, pero sí tiene los mismos elementos y un gran paralelismo con La loca de la casa, que es la segunda obra de teatro de Galdós estrenada en 1893 y con muchísimo éxito. Coinciden los nombres de los protagonistas, los personajes son prácticamente los mismos, la temática...

­—¿Pero ese manuscrito no está firmado por Pardo Bazán?

—No, pero es su letra. Lo corroboré con un perito caligráfico y también me lo confirmó en 1986 Carmen Bravo Villasante, escritora y la pionera de la publicación de las cartas de doña Emilia con Galdós. Fue ella quien me dijo que después de ese viaje, tenían la costumbre de enviarse borradores. Y yo también creo que fue así. Villasante confirmó mi tesis: que viajan juntos con total seguridad y que tuvieron una gran influencia literaria a partir de este viaje. Doña Emilia es la precursora del teatro de Galdós. Es el hilo conductor que lo lleva al teatro. A partir de este viaje, ella le come la cabeza y lo mete en la escena española. Eso es de un gran valor y además lo he tratado con catedráticos de literatura.

­—¿Y por qué le da «El sacrificio»?

—Por generosidad o porque se siente en deuda con él; o porque era tremendamente generosa y vio en Galdós a un hombre que iba a tener éxito, mientras que las mujeres, como le pasó a ella, estaban más relegadas. Ella no tuvo el mismo éxito que él en esa época, y yo creo que se lo da para que siga continuando su éxito. Ella le tenía total admiración.

­—El librero Guillermo Blázquez vio ese lote antes de que lo adquiriera su tío y dice que había dos cartas de Galdós a Pardo Bazán muy subidas de tono, ¿sabe qué fue de ellas?

—En mi lote hay una numeración y vi que podía faltar algún documento, pero desde luego no están en la carpeta que me dio mi tío. Lo que no sé es si las vendió o si ya no llegaron a manos de mi tío. La verdad es que no lo sé.

Guillermo Blázquez, librero: «Las cartas que yo vi de Galdós a Pardo Bazán eran muy subidas de tono»

SUSANA ACOSTA

Fueron apenas unos minutos, pero los suficientes para seguir hablando de ellas casi cuatro décadas después de que cayeran en sus manos. Así describe el librero y anticuario madrileño Guillermo Blázquez el momento en el que pudo leer algunas de las cartas que el escritor canario Benito Pérez Galdós le escribe a la gallega Emilia Pardo Bazán durante el tiempo que fueron amantes. Las de ella a él se conocen y han sido publicadas, pero poco o casi nada se sabe de las de él a ella. De ahí que Blázquez, que ha dedicado su vida a comprar y vender libros antiguos y documentos históricos y que es miembro de la Asociación Cuesta de Moyano de Madrid, sea uno de los pocos privilegiados que ha podido verlas con sus propios ojos, de su puño y letra.

Seguir leyendo