Enrique Urbizu, director: «Gané el Goya y no volví a rodar un largo en diez años»

FUGAS

Enrique Cidoncha

Diez años después de hacerse con el cabezón por «No habrá paz para los malvados», Urbizu regresa sin pelos en la lengua y con el doble estreno de «Libertad»

16 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«No estoy viendo series, es como si eres torero y al llegar a casa te pones corridas de toros», asegura Enrique Urbizu (Bilbao, 1962) antes de estallar en una carcajada. Su voz ronca envuelve cada una de sus sentencias, que dicta sin filtros de ningún tipo. «Lo que pasó con Alatriste se lo puedes preguntar más a la cadena que a mí», apunta el director, que ha estrenado su nuevo proyecto, un drama histórico de la España del siglo XIX, en las salas de cine y también como miniserie en Movistar+.

­-Lo presentan como un proyecto muy Urbizu. ¿Qué quiere decir eso?

-Sea lo que sea eso, ¡ja, ja! La hemos hecho con el mismo equipo, los guionistas y yo ya nos conocemos bien. Yo hago las cosas en base al material, al guion, al presupuesto... Toda esa suma de cosas te piden, ¿no? Tienes que ser fiel únicamente a tus personajes, a lo que les pasa, y al material del que dispones. Y más si ruedas en la naturaleza, que hay un nivel de intervención suya permanente del que yo no había disfrutado hasta ahora en las pelis que había rodado. La naturaleza nos cambiaba el guion todos los días. Eso forma parte del carácter de la serie. Pero no sé qué quiere decir eso de muy Urbizu.

­-¿Se rueda diferente pensando en un doble formato, película y serie?

-No, porque lo hemos rodado igual que Gigantes, y el lenguaje para mí es básicamente el mismo si haces este tipo de narrativa. Si haces otro tipo de producto televisivo, otros formatos u otros temas no puedes hacerlo igual, tienes que tener otro ritmo y otra planificación. En este caso que son como grandes relatos cerrados, de cinco capítulos y ya, no he cambiado la sintaxis ni la gramática del cine. En las mezclas de sonido, por ejemplo, sí tienes que tener muy en cuenta si lo vas a ver en casa o no. Hay diferencias técnicas que hay que contemplar, pero son muy sutiles.