Ginebras, el grupo revelación que tiene raíces gallegas

El coronavirus apareció cuando estaban en plena ebullición, ahora el cuarteto debuta con su primer álbum, «Ya dormiré cuando me muera»


La elección del nombre fue pura casualidad. Acabó siendo Ginebras cuando podría haber sido cualquier otra cosa. Pero ya tenía algo de premonitorio. Escuchar a esta banda es como tomar esa primera copa del fin de semana: refrescante, despreocupada y para disfrutar en buena compañía.

Ellas son Magüi, Sandra, Raquel y Juls y en poco más de un año de recorrido ya han revolucionado la escena musical. En septiembre, el público gallego puedo comprobar la energía y desparpajo de la banda en el Barbeira Season Fest, celebrado en Baiona, donde dejaron claro que pueden montar una fiesta bajo los focos aunque el público tenga que bailar desde la silla y cantar bajo la mascarilla. Con el plus de jugar en casa -Magüi es coruñesa aunque lleva ya 7 años viviendo en Madrid- pusieron difícil la tarea de mantener el cuerpo pegado al asiento. Es precisamente la vocalista gallega la que nos cuenta cómo están viviendo la salida de su primer elepé, Ya dormiré cuando me muera, un cóctel de sonidos que van desde el rock hasta el ska pasando por ritmos puramente verbeneros que, a falta de ocio nocturno, hará cantar a más de uno, por lo menos, bajo la alcachofa de la ducha. Dani Martín (exvocalista de El Canto del Loco) o Adrià Salas (cantante de La Pegatina) ya se han declarado fans de la banda.

Del Tinder a los escenarios

El grupo nació de una forma un tanto casual. «Sandra y yo íbamos a la misma clase en la universidad y vimos que las dos tocábamos la guitarra, empezamos a componer juntas y pensamos que estaría bien crear un grupo», comenta Magüi. De inicio pensaron que estaría bien crear una banda de chicas «porque notábamos que había muchos menos referentes de mujeres que de hombres tocando instrumentos». Con este punto de partida se pusieron a buscar bajista. Después de mucho investigar acabaron optando, siendo fieles a su estilo, por la vía menos convencional: poniendo un anuncio en una aplicación de citas. «A Raquel la encontramos por Tinder porque estábamos desesperadas, no encontrábamos bajista», comenta la vocalista. Por último se incorporó Julia, la batería, a través de un amigo. «Nos juntamos solo por la banda pero ahora somos como hermanas», concluye.

«Nos han llegado a decir: 'Qué bien suenan y además son chicas'»

Desde su formación supieron que se iba a hablar de que eran un grupo de chicas. «Se va a hablar de eso porque no predominan las bandas de mujeres y sigue llamando la atención, pero cada vez es más normal», comenta Magüi, aunque reconoce que «se sigue esperando de nosotras más por ser mujeres». «Nos han llegado a decir: 'Qué bien suenan y además son chicas'», narra la vocalista. Es por este tipo de actos que les gustaría «que las niñas tuvieran más referentes femeninos y que puedan llegar a pensar: 'Pues yo también quiero subir a tocar'», comenta.

Una pausa agridulce

Con su primer EP, Dame 10:36 minutos, reventaron las listas. Su versión de Con altura y su tema propio La típica canción consiguieron más de un millón de reproducciones en Spotify para sorpresa de las propias integrantes. «Pasó todo muy rápido», rememora Magüi. «Cuando llegamos a las mil reproducciones ya nos parecía un éxito, imagínate al millón», comenta entre risas. Con este precedente y con el disco en el horno y una temporada prometedora de festivales y conciertos llegó el confinamiento. «Estamos mal en el sentido de que estábamos despegando y la pandemia nos cortó todo de golpe», comenta Magüi, que también matiza: «Por otro lado tampoco hemos llegado a tenerlo todo. Entonces creemos que ha sido como una pausa, ya llegará nuestro momento».

«No poder ver a la gente bailar y cantar genera mucha impotencia»

Los pocos conciertos que han podido dar este verano, entre ellos su cita con Galicia, se les antojan extraños. «No poder ver a la gente bailar y cantar genera mucha impotencia», asegura la vocalista, aunque reconoce que «es mejor eso que nada y al final nosotras, como somos muy juerguistas, lo damos todo en el escenario, pero no ver a la gente saltar y gritar tus canciones nos duele mucho».

Sacar el disco sin poder presentarlo en concierto también está siendo extraño para ellas. «La sensación es muy rara porque las canciones llevan mucho tiempo escondidas», cuenta Magüi, aunque está muy agradecida a los seguidores. «La gente muestra mucho apoyo en las redes sociales porque claro, ahora tampoco podemos saberlo de otra forma», relata.

La gira de presentación del disco que tenían prevista la han tenido que aplazar por culpa de la pandemia para el 2021 y contará con al menos una parada en Galicia. El concierto está previsto para el 12 de marzo en el Garufa Club de A Coruña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ginebras, el grupo revelación que tiene raíces gallegas