Esta es la canción que está dando la vuelta al mundo

El músico cubano que tiene estrechos lazos con Galicia, Ariel de Cuba, es el autor del tema que desde el domingo ocupa el número 1 en Spotify en España


Dos horas, no más, fue lo que le llevo a Ariel de Cuba componer, grabar, masterizar y publicar en sus redes sociales Quédate en casa, la pegadiza canción de ritmos latinos que desde el domingo ocupa el número 1 en el top viral de España en Spotify. El músico cubano afincado en Madrid, y con estrechos vínculos con Galicia, confiesa que entró en el pequeño estudio que tiene en su casa con la intención de grabar únicamente un estribillo. «Me sentí tan inspirado que acabé haciendo la canción entera. La letra, la música, la grabación, la masterización… Salió todo fluido. Cuando acabé le dije a mi hija que grabara el vídeo allí mismo y ya lo subí a la redes».

A partir de ahí se desencadenó el fenómeno viral del momento. Internet se ha llenado en pocos días con decenas de vídeos con coreografías y con todo tipo de colectivos cantando o bailando una canción asumida como un himno de esperanza frente a la pandemia. «Yo no gasté un euro. Quédate en casa se hizo viral sola», confiesa Ariel de Cuba. «Solamente mandé el vídeo de la canción a mis amigos por Whatsapp y lo publiqué en mi Facebook y en mi Instagram... A partir de ahí se me fue de las manos».

Es precisamente ese hecho de que haya sido el público el que ha aupado la canción a lo más alto -incluso por encima de la versión que grandes artistas han hecho de Resistiré o de los lanzamientos super promocionados de algunas discográficas- lo que más enorgullece al músico cubano. ¿Por qué crees que ha ocurrido esto?, le preguntamos. «Cuando tú haces una cosa de corazón, se nota. La gente se da cuenta de que no es un producto de una compañía prediseñado y lanzado para ser un himno. Yo quería que Quédate en casa fuera del pueblo. Por eso creo que se ha hecho tan viral».

Tampoco es ajeno al asunto el incontenible y pegadizo ritmo del tema en cuestión. «La canción es como yo», comenta el músico cubano.« Yo soy puro ritmo. ¿Qué es lo que hago cuando estoy en el escenario? Levanto al público. Pues eso es lo que he querido hacer también esta vez. Esa ha sido mi aportación».

Pone Ariel de Cuba como ejemplo de la espontaneidad, naturalidad y sinceridad con la que nació la canción, el hecho de que incluya expresiones que en algunos países pueden ser consideradas malsonantes. «En la canción digo ‘si no tomamos medidas, estamos bien jodidos’. En España ‘jodidos’ no suena muy fuerte pero en Latinoamérica hay países, televisiones y radios que no la aceptan. Si hubiese pensado en clave de márketing, no habría puesto esa palabra. O si tuviera una discográfica detrás, estoy seguro que alguno de sus directores me habría dicho ‘en vez de jodidos, di perdidos’. Pero no. Cuando la compuse me salió así, y así la grabé y así la subí».

Y es que Quédate en casa es, en definitiva, un homenaje a los sanitarios («Todos mis respetos a esos valientes profesionales que están currando como animales»), un canto a la solidaridad («Si nos unimos, venceremos. Somos humanos, démonos la mano»), a dejar de lado las diferencias políticas («No importa el político que sigas tú, el planeta necesita de tu actitud») y a olvidar rencillas («Es el momento de dejar rencores envidia y ser familia»).

OJALA NO HUBIERA HECHO FALTA

Además de en España, «Quédate en casa» es un fenómeno viral en toda Latinoamérica. Países como México, Chile, Argentina o Puerto Rico la han asumido también un himno frente al coronavirus. Aun así confiesa Ariel de Cuba que ojalá nunca hubiera tenido que escribir esta canción, por mucho que se haya convertido en un éxito global. «Preferiría que mis niños pudieran estar yendo al cole y jugando en el parque, que no hubiera tanta gente muriendo y contagiada, ni tantos sanitarios arriesgado sus vidas, ni tantas personas perdiendo sus empleos, a tener un éxito mundial».

Reconoce Ariel de Cuba que lo que le está aconteciendo con «Quédate en casa» le provoca sentimientos encontrados. «Yo hice esta canción con el único objetivo de levantar el ánimo a la gente y concienciar a la población de que la única medida para acabar con este virus era no salir de casa. Por supuesto que me satisface verme de número uno en plataformas digitales pero de corazón te digo que lo que más me llena de orgullo es ver a la gente, dentro de toda esta pesadilla, unida en torno a mi canción».

El feedback que está recibiendo Ariel de Cuba estos días es abrumador. El músico cubano reconoce que recibe cada día cientos de mensajes de gratitud. «Me emocionan mucho los vídeos de médicos y enfermeras, que aun sabiendo , sabiendo el trabajo tan duro que están haciendo, sacan un momento para cantar y hacer coreografías con mi canción para darle aliento a la gente». 

Pero de entre todos los mensajes recibidos ha habido uno que le ha sobrecogido especialmente. «Un padre de dos niños que había perdido a su mujer tres meses antes de la pandemia me contó que un día se metió en internet para buscar noticias y, de repente, se topó con mi canción. Y que le sacó una sonrisa a él y a sus hijos. Ese mismo día me escribió por Instagram para transmitirme su agradecimiento porque gracias a mi canción su familia había vuelto a sonreír. Me eché a llorar de la emoción».

AGRADECIMIENTO A GALICIA

Aunque afincado en Madrid desde hace una década, Ariel de Cuba ha mantenido siempre un estrecho contacto con Galicia, donde ha colaborado con algunas de las más importante orquestas. «Galicia siempre me ha recibido con los brazos abiertos. Le tengo que agradecer mucho a esa tierra», confiesa. «Galicia para mí ha sido un trampolín. Las orquestas siempre cantan mis canciones y eso me ha ayudado muchísimo a convertir en éxitos temas como «A lo loco», «El cocodrilo» (que grabó junto a King África) o «Ella lo quiere»».

Éxitos a los que ahora, sí o sí, deberá añadir Quédate en casa. De hecho el artista ya ha empezado a preparar una versión del tema para cuando pueda regresar a los escenarios. «Sí, estoy preparando una versión, para cuando derrotemos al coronavirus, que en vez de decir ‘quédate en casa’ va a decir ‘no te quedes en casa’». Aun así, reconoce, «hay quien me dice que en mis conciertos voy a tener que cantar la primera versión, porque la gente, aunque le traiga malos recuerdos, va a querer aquella canción que le alegró un poco la vida durante el encierro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Esta es la canción que está dando la vuelta al mundo