Esta es la novela que anticipó el coronavirus


El 23 de abril verá la luz en Estados Unidos The end of october, la novela que cuenta el periplo de un epidemiólogo de la OMS en su lucha por encontrar la cura para un virus mortal antes de que acabe con la civilización. ¿Les suena? Bien. Pues esta obra no está recién salida del horno por las circunstancias que estamos atravesando, sino porque el periodista Lawrence Wright se puso en esa coyuntura e hizo volar su imaginación cuando el director de cine Ridley Scott le preguntó qué podría causar una devastación tan brutal en nuestros días. Scott acababa de leer La carretera, de Cormac McCarthy, y estaba impactado por su visión postapocalíptica de la humanidad.

El escritor y guionista Lawrence Wright, que en el 2007 ganó el premio Pulitzer por su retrato del nacimiento de Al Qaeda hasta el atentado de las Torres Gemelas con la obra La torre elevada. Al-Qaeda y los orígenes del 11-S, llegó a la única conclusión posible ante la cuestión que le planteaba Scott: «O bien una catástrofe nuclear o, seguramente, una pandemia».

The end of october empieza con el relato de la muerte de 47 jóvenes internos en un campo de refugiados para homosexuales situado al oeste de la isla de Java. Pronto, el virus se expande y obliga a poner en cuarentena a la ciudad de La Meca, atestada con tres millones de fieles. «Sinceramente, nunca imaginé una cuarentena con tantos millones de habitantes como la que ha sucedido en la realidad», ha reconocido Wright. «¡70 millones de personas solo en la región de Hubei! Subestimé el número de gente que se puede poner en confinamiento», expresó el escritor en una reciente entrevista a The New Yorker.

Similar a una gripe

La enfermedad que imagina Wright es similar a una gripe, al igual que sucede con el coronavirus. Y muchos pacientes sufren neumonías virulentas como hoy en día, pero en su libro las principales víctimas no son los ancianos, sino las personas más sanas, al igual que ocurrió durante la gripe de 1918. «El sistema inmunológico de esa gente era tan robusto que sobrecogía al cuerpo y acababan ahogándose en sus propios fluidos», apunta Wright que da más pistas sobre su obra.

«Nos estamos quedando sin jeringas, sin kits de prueba de diagnóstico, no tenemos guantes, respiradores, antisépticos, todo lo que necesitamos para tratar a los pacientes y protegernos», dice en un momento de la novela uno de los personajes. Porque el autor ha querido darle una verosimilitud a partir de la información que fue consiguiendo a través de entrevistas a grandes expertos sobre el tema. «Hablé con científicos, epidemiólogos, militares y gente de la Administración para contrastar todo lo que yo iba relatando», explica Wright que, con todo, no deja en muy buen lugar en este thriller a la clase política dirigente. Claro que si lo comparamos con la actitud que ha mantenido Donald Trump durante la crisis del coronavirus, al menos, como dice el autor, en la historia que se presenta en la ficción el presidente del país es un tipo que solo se dedica a culpar a la oposición. Pero dentro de esa desastrosa incapacidad para liderar la situación, es un líder que no aparece diariamente para exponerles a sus ciudadanos informes erróneos ni miente descaradamente. En la novela, ya lo ven, los protagonistas salen mejor parados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Esta es la novela que anticipó el coronavirus