La playlist del confinamiento

Ya que vas a estar encerrado, te proponemos una banda sonora para hacerlo más llevadero. La playlist se puede escuchar en Spotify ( //spoti.fi/39ZE7JT )


Mil y un olvidados quehaceres asoman a tu cabeza tras la recomendación de confinamiento decretada por las autoridades sanitarias. Aquel libro pendiente, el siempre creciente listado de reparaciones, el pintado del salón tantas veces aplazado, el placentero disfrute de una botella de vino en amable compañía o el simple goce en solitario del inesperado solaz. Pues bien, sea cual sea el origen y el destino de tu reclutamiento vamos a ponerle banda sonora. Compartimos una playlist para hacerle frente a la pandemia.

1.- LADILLA RUSA: «Macaulay Culkin»

 Un poco de desparrame y de buen humor para empezar. A ritmo de rumba bakala dedica el dúo barcelonés esta canción al protagonista de “Solo en casa». ¿Así te sientes? Bueno, siempre te quedará el recurso de hacer como él, montarte una fiesta «canela en rama». Si te va la guasa.

2. FAMILIA CAAMAGNO: «Non saio máis»

Non lle fagades caso que nin eles mesmos cumpriron a súa promesa. Vale que agora teñamos que gardar uns días de reclusión pero en canto isto pase xa te quero ver no seu primeiro concerto ghastando cadeira ao imparable ritmo deste combo compostelán. «Xa me cogneces, son así».

3. PARÁLISIS PERMANENTE: «Autosuficiencia»

Ahora que por fin empiezan a ser muchos los grupos que reivindican y ponen en valor la herencia e influencia de Parálisis Permanente, no está de más recordar al gran Eduardo Benavente encerrado en su casa proclamando aquello de que todo le da igual, que ya no necesita a nadie y que no saldrá jamás. «Me miro en el espejo y soy feliz».

4. KORTATU: «Mierda de ciudad»

Un par de años después, en plena eclosión punkarra, Fermín Muguruza y su huestes abogaban también por la voluntaria reclusión casera, si bien con intenciones quizá no del todo saludables.

5. LOS DELTONOS: «Soy un hombre enfermo»

«Tres hombres enfermos» tituló la banda cántabra su monumental disco de debut, que tuvo en este tema su momento culminante. Claro que la enfermedad a la que aduce el bueno de Hendrik Röver tenía más que ver con los planes que para el sábado tenían Kortatu en la anterior canción que con ningún tipo de virus.

6. SINIESTRO TOTAL. «Pueblos del mundo, extinguíos»

No podían faltar los vigueses en una playlist apocalíptica. Y es que quizá sean ellos los únicos capaces de ponerle una sonrisa burlona al fin del mundo. «Pueblos del mundo: ¡extinguíos! / Dejad que continúe la evolución. / Esterilizad a vuestros hijos. / Juntos de la mano hacia la extinción?, cantaban. Pero no olviden aquel otro sabio consejo, «Ante todo, mucha calma».

7. LA LA LOVE you: «El fin del mundo»

El fin del mundo, ese que aún está por llegar, y de ésta no va a ser, es también el argumento central del incontenible y pegadizo estribillo del tema que esta banda madrileña grabó el pasado año con la colaboración de Olaya, de Axolotes Mexicanos. Aunque ya lo había adelantado mucho antes el maestro Sabina: «Que el fin del mundo te pille bailando». Mucho mejor que en el foso de un escenario, desde luego. Ánimo maestro!

8. LOS PUNSETES: «Fin del mundo»

Venga, una más del día final. Impertérrita e inmutable, como siempre, Ariadna Paniagua ironiza en clave de pop naif sobre ese infundado pavor que en estos días ha tenido su más palpable reflejo en los pasillos de nuestros supermercados. «La gente es tan feliz en los anuncios / Sonríen como si fuera el fin del mundo / Con sus bolsas de verdura congelada». Eso sí, del papel higiénico, ni pío.

9. LA MODE: «Enfermera de noche»

No son pocas son las voces que estos días reclaman una rebaja fiscal que palie al menos los muchos perjuicios que está causando la crisis del coronavirus. Ya lo anticipaba en 1982 Fernando Márquez, El Zurdo, en el que fue uno de los himnos de la Movida: «Yo pago mis impuestos / y tú eres mi enfermera de noche». Pues eso.

10. MAGÍN BLANCO: «Quen dixo medo»

A nena e o grilo espantan ao medo, ese que «chegou a nós por ver se nos asustaba, pero non se decatou de que non molaba nada». Magín, una vez máis, trascedendo ao infantil e amosando que un dos máis brillanes compositores de cancións pop que deu nunca esta terra. E aínda que contraveñan un chisco as indicacións sanitarias, fagámoslle caso aos consellos do dutor Apertas. Que unha apertiña, así, en confianza, e de cando en vez, tamén é ben sanadora.

11. LOS SENCILLOS: «Dr. Amor»

Otra de esas arrebatadoras canciones con enorme poder de sanación. Los Sencillos apelaban al doctor Amor -«Llámame, búscame»- como alivio de todos sus males. No sé si Miqui Puig mejoraría pero desde luego consiguió que todos los demás nos sintiésemos infinitamente mejor. ¡Y qué bien sienta!

12. OBJETIVO BIRMANIA: «Desidia»

Vale, de acuerdo, te han dicho que procures no salir de casa a no ser que no sea estrictamente necesario. Pero eso no significa que no puedas viajar, que para eso está la imaginación. Y la música. Objetivo Birmania lo clavaron con este temazo. Evocador hasta límites insospechados. «Oh, nena, dale al pay pay, que me voy a asfixiar».

13. MECANO: «Hawaii Bombai»

Todo un clásico del solaz casero o de cómo reconvertir tu piso en un paraíso con un par de bricotrucos. Un poco de sal en la bañera, un ventilador, una hamaca, una maraca y, «pachín, pachín», una de Machín. Lo de la combinación de Hawaii y Bombai no se entendía muy bien, pero rimaba.

  

14. DELAFÉ Y LAS FLORES AZULES: «Enero en la playa»

Otra de esas canciones que es ponerla y teletransportarte de inmediato. «Cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar», te susurra Delafé justo antes de proponerte que imagines una calita en la que él te sirve una clara. Hipnótica, envolvente y aterciopelada. «Helado de pistachos y partida al futbolín». Wow!. Vivan las noches, el sol, la sal. Y nunca olvides que «esto no se para».

15. OLÉ OLÉ: «Bailando sin salir de casa»

Y si puedes viajar sin salir de casa, ¿cómo no vas a poder bailar? Ya lo advertía nuestra pre-Rosalía preferida. Precursora ella en casi todo. Baja un poco las luces, sube el volumen y dale al play. «Me veras sobre la mesa / con la radio a todo lo que da / mientras tomo una cerveza/ girando sin parar. / Oohh oh / Bailando sin salir de casa». ¡Impagable!

16. ELADIO Y LOS SERES QUERIDOS: «Quemé una bandera por ti»

A modo de radar de novedades puedes aprovechar estos días de claustro para escuchar con el detenimiento que muchas veces no le prestamos algunos de los discos que se han publicado en estas últimas semanas. Uno de los que más satisfacciones te va a dar es «Academia». Y te quedará claro desde el tema que abre el disco, este «Quemé una bandera por ti». Pop más clásico no se puede hacer. Más convincente tampoco. Hechuras casi beatlelianas para un himno en potencia.

17. LOS ENEMIGOS: «Siete mil canciones»

Dice Josele Santiago que «al rock and roll le pasa como a la novela, que nos la matan cada equis años, y luego no sé quién saca un discazo y...». Pues esta vez ese «no sé quién» son ellos. Y el discazo, «Bestieza». Terapia salvaje para la sed de guitarras de la revuelta enemiga. Saboréalo con saña, con mala saña. Porque, evidentemente, su concierto anunciado para el jueves 20 en Santiago ha sido suspendido.

18. XABIER DÍAZ E ADUFEIRAS DE SALITRE. «No salón das Cereixas»

Aínda estamos a marzo pero xa temos firme candidato ao mellor disco galego de 2020. Que marabilla é «As catedrais silenciadas»! Boa proba é este tema que serviu de adianto. Imposible rexeitar una convite así ao baile a modo de fermoso pasodobre, que é ademais unha homenaxe ás nais e avoas que conservaron a nosa lírica popular.

19. MARWAN ft. ROZALÉN: «Conviene saber»

Venga, un poquito de optimismo, que estamos llegando al final. De ello se encargan dos artistas que lo transmiten a raudales y que unieron fuerzas y voces para armar este canto a la esperanza. Porque «conviene saber que en este mundo hay demasiados gilipollas y que incluso tras la noche más oscura siempre vuelve a amanecer». Dixit.

20. LA CASA AZUL: «Podría ser peor»

Podría ser mucho peor, claro que sí. Tenlo siempre presente. Y si no, deja que te lo recuerde Guille Milkyway un segundo antes de lanzarte a bailar. «Podría ser peor. / Nuestra frase favorita de despertador. / El recurso eterno socorrido y sanador. / Déjame gritar / hasta que ya no tenga fuerza / hasta que ya no quede nada». Y es que si con esto no bailas, es que estás muerto.

21. GILBERTO GIL: «De onde vem o baião»

Ni paracetamol ni leches. Hay canciones que no solo te curan sino que te ponen una sonrisa de oreja a oreja que ya no se te quita en el resto del día. A mí me pasa con ésta. Por eso la he elegido para cerrar esta playlist. Porque una sonrisa puede ser el mejor antivirus para hacer frente a estos difíciles días. ¡Salud y música para todos!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La playlist del confinamiento