«La peste» de Camus se propaga en toda Europa

La novela del premio nobel francés está en el top de ventas en el Viejo Continente y libreros gallegos constatan la tendencia en Galicia


Las medidas que ha llevado a tomar el coronavirus auguran un largo tiempo de lectura. Libreros gallegos como Gloria Fuertes, de Lectocosmos, en Lugo, afirman que los últimos días que sus tiendas permanecieron abiertas al público más de uno se acercó a hacer acopio de libros para sobrellevar las próximas semanas con buena literatura. Ahora, queda la compra de libros online. La peste, de Albert Camus (1913-1960), ha revivido con fuerza de superventas desde enero en Europa, una tendencia que se está haciendo notar también Galicia. Las librerías Trama, Lectocosmos y Cronopios han despachado ejemplares de esta novela de 1947 que se inspira al parecer, aunque ambientada en el XX, en la epidemia de cólera que sufrió Orán en 1849. «En Lectocosmos hemos vendido unos cuantos ejemplares, hay algunos encargados y están tardando. No sé si será que está agotado», dice Fuertes, que en los últimos días ha vendido los libros «de cuatro en cuatro». Entre otras, la trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, y las últimas novelas de Ian McEwan, autor entre los cien más poderosos de la cultura británica, según The Daily Telegraph.

Pero el pico de éxito lo alcanza hoy Camus. ¿Podemos encontrar una especie de remedio o explicación del contexto actual en esta ficción, unas claves o una receta para superar la crisis? «Tan razonable como representar una prisión de cierto género por otra diferente es representar algo que existe realmente por algo que no existe», señala Daniel Defoe, antecesor de Camus con Diario del año de la peste, que también ha despachado en los últimos días la librería Trama, de Lugo. «O libro está esgotado. Non hai disponibilidade de Diario del año de la peste, o que non sei é se o está desde antes do coronavirus». El miedo, si no hay salida, nos hace lectores, analíticos y reflexivos. «Todos tus Libros, buscador de libros e librarías online que ofrece un ránking dos máis vendidos, e a Federación de Librarías están lanzando unha campaña para potenciar a lectura, co lema "Non contaxia, pero engancha"», comparte Carlos Coira, de Trama, que prefiere, personalmente, lecturas que nos evadan del único tema del momento.

Pero si prefieren concentrarse en la crisis, o en otras anteriores que puedan ayudar a descifrarla, viajen con la distancia de seguridad de la historia a través de las páginas de Camus a Orán, tras la pista de unos acontecimientos que rompen la realidad lineal de lo cotidiano. Alta literatura, con un corte a medida para cada idea, La peste de Camus advierte que ha habido tantas pestes como guerras y, sin embargo, pestes y guerras cogen a la gente siempre desprevenida. A una ciudad portuaria, fea, mortecina, de gente que cree en esa «larga costumbre a dúo» que, según Camus, es el matrimonio llega roedora la peste. Esta es su crónica bestseller, que revela, asumiendo un desafío filosófico en el relato, los efectos que una plaga puede tener en una población. Para conocer mejor una ciudad, hay que saber cómo se trabaja en ella, cómo se ama y cómo se muere, señala Camus en este pico de la literatura universal en que se manifiesta la filosofía del absurdo.

La crisis, y la crónica, comienza cuando el doctor Bernard Rieux encuentra una rata muerta en el rellano. Pero son decenas de ratas muertas las que empiezan a aparecer por la ciudad. Las autoridades se resisten a abrir los ojos -es narcótica la ignorancia y dolorosa la verdad-, pero la peste acaba de infectar la ciudad de Orán, en cuarentena de abastos, en aislamiento social. ¿Cómo nos comportamos en estado de máxima vulnerabilidad? La epidemia se propaga por los ánimos de las personas, que no pueden sino constatar su fragilidad. Orán es «la más común de las ciudades», señala el nobel en La peste, que advierte cómo la historia se repite, obstinada, sin posibilidad de contención. Pero en toda gran crisis hay una receta, una conducta sanadora que señala Camus, una lección que enseñarnos cuando la muerte deja de ser esa ley natural a la que, en la normalidad, nos sentimos ajenos y que se convierte, casi sin aviso, en la amenaza que solo deja una ambición, sobrevivir. «Habíamos pensado en La peste para un club de lectura antes de tener que cerrar, el sábado, la librería», cuenta Begoña Varela, de Lume. «Yo lo leí hace años. Entiendo que la gente puede identificarse fácilmente con determinadas actitudes frente a la enfermedad, cuando nos afecta socialmente. Camus habla de la solidaridad y de los que sacan provecho», reseña la librera coruñesa. ¿Debemos aferrarnos a la idea de que la solidaridad puede imponerse a la miseria? «Entiendo que sí», responde Varela sobre esta lectura que señala el protagonismo del ser humano, para bien y para mal, o al revés. Es él el que provoca la crisis y el que la cura también.

Una obra más reciente para moverse, al resguardo de las letras, en similares territorios es Peste & Cólera, de Patrick Deville, una novela rigurosa y divertida que invita a ser partícipe de las hazañas del médico y aventurero Alexandre Yersin, inventor de la vacuna contra la peste. Yersin existió, consagró su vida al conocimiento, se negaba a recibir a periodistas y solía releer a Pasteur: «Si los seres microscópicos desapareciesen del globo, la superficie de la Tierra se cubriría de materia orgánica muerta. (...) Sin ellos, la vida se volvería imposible, porque el trabajo de la muerte estaría incompleto».

Merecen, como esta crisis, una lectura pausada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«La peste» de Camus se propaga en toda Europa