¿Ya es Halloween? Pues enciende la consola

Nada hay más terrorífico que ser uno mismo el que debe luchar contra criaturas infernales o tomar la decisión de atravesar una ciudad repleta de horror. Los videojuegos son una de las mejores plataformas para disfrutar del terror en todas sus vertientes

Varios jóvenes prueban los nuevos videojuegos de la marca Konami durante la novena edición de la mayor feria de videojuegos del mundo, el Tokio Game Show. En el evento abierto ayer en Chiba participar
Varios jóvenes prueban los nuevos videojuegos de la marca Konami durante la novena edición de la mayor feria de videojuegos del mundo, el Tokio Game Show. En el evento abierto ayer en Chiba participar ?EFE

En pocas plataformas de entretenimiento el género del terror ha cuajado tan bien como en la industria del videojuego. Un filón de sensaciones desagradables convertidas en adrenalina instantánea para el jugador, a través de historias o atmósferas más que inquietantes. Si en un libro es la total imaginación la responsable de sumergirnos en el miedo, y en una película es la ausencia de control sobre lo que verán y oirán nuestros sentidos lo que provoca escalofríos, en los videojuegos el espectador es dueño de las decisiones del personaje, convirtiendo al jugador en el protagonista principal.

En los videojuegos, el miedo ha ido adquiriendo diferentes formas a medida que han ido pasando los años. Se le ha podido ver cómo un grupo de zombis hambrientos, una monja poesía o un manicomio invadido por una presencia tenebrosa. Un medio tan ligado a la evolución tecnológica como son las consolas o el ordenador han tenido también que ingeniárselas para que en el pasado las criaturas de píxeles sorprendieran al jugador.

Muy pocos han podido olvidar las cámaras fijas de Alone in the Dark o Resident Evil, un impedimento obvio para saber qué horror nos esperaba al doblar la esquina aunque estuviéramos a pocos centímetros de ella.

Sin límites

El subidón gráfico de los últimos diez años ha traído consigo monstruos inimaginables. Criaturas capaces de devorar a un jugador y luego colarse en sus peores sueños. Títulos como The Evil Within (y su segunda parte) dan buena cuenta de ello. Un mundo sin limitaciones a la imaginación a la hora de presentarnos horrores en todas sus formas, violentas y sangrientas a partes iguales. Pero no solo de buenos gráficos vive el videojuego. Una de las experiencias más terroríficas de la historia se vivió gracias a la saga Silent Hill.

Aún sin un detallismo extremo en sus criaturas, el miedo llegaba a través de una atmósfera y una narrativa increíblemente conseguidas, buscando más el terror psicológico que el visual. Aquí un servidor recuerda el mal rato que pasó con 9 años tratando de avanzar por la espesa niebla de ese pueblo. Botón de apagado y a otra cosa. No estaba preparado. Pasados los años, sí consiguió uno enfrentarse al guion creado por Keiichiro Toyama, aunque hubo más de un susto por el camino. Su segunda parte, es un habitual todavía hoy de cómo un juego de terror puede pasar a la historia.

¿Y si no vemos lo que nos acecha? Con una premisa tan simple pero tan efectiva Alien Isolation se marcó su triple sobre la bocina en el 2014. Basado en el universo cinematográfico de la teniente Ripley, el jugador debía sobrevivir a la criatura por todos conocida hoy en día, aunque había que olvidarse de ir de frente contra ella y vivir en tensión constante, esperando que ese ser extraterrestre apareciera de cualquier punto ciego del escenario.

En primera persona

En algunos de los títulos ya mencionados, la posibilidad de contar con una cámara en primera persona ha favorecido la inmersión total del usuario. Vivir el mal con tus propios ojos. Una experiencia que se ha llevado a otro nivel con la VR (Realidad Virtual). Tras el aclamado Resident Evil VII es de esperar que el género evolucione de una manera temible para los jugadores más aguerridos en el terror. Encender la consola, también es una opción para pasar una mala (o buena) noche, ya sea solo o acompañado.

OUTLAST

Un psiquiátrico, muchas preguntas y una cámara de video con modo noche bastaron para convertirlo en un referente del terror consolero moderno. No apto para asustadizos.

ALIENT ISOLATION

Aunque conozcamos a la criatura, y hayamos ya luchado con ella, nunca un juego explotó tan bien su naturaleza asesina. Siempre nos persigue y, por desgracia, acaba por cazarnos.

SILENT HILL 2

No han pasado los años por él (fue lanzado en el 2001), y sigue siendo una joya del terror digital. Un pequeño pueblo de la América profunda en el que los peores miedos salen a la luz.

UNTIL DAWN

Una propuesta interesante con toques a película en la que una pandilla de amigos es hostigada por un monstruo en una cabaña aislada. El jugador decide cómo acaba todo, literalmente.

DEAD SPACE

Si el espacio demostraba ser algo terrorífico con Alien, en este título la cosa se complica aún más. Su densa atmósfera y su claustrofobia lo convirtieron en un clásico inmediato tras su salida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Ya es Halloween? Pues enciende la consola