En Lugo saben pasárselo bien

Hombres G, La M.O.D.A., Rozalén, Nathy Peluso, Miles Sanko, Marky Ramone, Pussy Riot... No, no es otro festival. Es el programa musical de las fiestas de San Froilán


Tienen las lucenses fiestas de San Froilán un no sé qué que genera especial simpatía en el personal. Hay quien lo asocia al hecho de que sean las últimas antes de sumirnos en la esteparia travesía preinvernal que discurre hasta las Navidades. Otros, con quienes coincido, lo vinculan más bien con un infrecuente espíritu festivo comunitario, una suerte de buenrollismo que se manifiesta no solo en el itinerario propuesto a diario por el programa de actos sino a la vuelta de casa esquina, entre callejuelas, de tascas o en cualquier pequeña plaza. Ahí germina la verdadera esencia de San Froilán.

Con todo, bien sabido es que la pre y la post valoración de unas fiestas patronales tienen mucho que ver con el poder de convocatoria de sus principales citas musicales. Hace años que en este apartado el Concello lucense apostó por abrir el abanico. Y en lugar de anhelar la utopía de la unánime aceptación centra sus esfuerzos en que todo el mundo tenga al menos «su momento».

Bajo esta filosofía, en diez días de celebraciones no debe faltar el grupo del momento, el clásico de la edad de oro del pop español, la artista revelación, la vieja gloria del rock, la cita con la vanguardia, la representación galaica, la dosis de electrónica y el apunte gourmet.

Pues bien, todo ello está presente en este San Froilán 2018.

El grupo del momento son La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alcohol), que hoy actúan en la Horta do Seminario (21 h). El honesto septeto burgalés ha dado en el clavo con su revisión y actualización del rock y del folk español setentero y van a acabar el año superando el centenar de conciertos. También hoy, en Santa María (23.30 horas), actuará Zenet, seguramente el último gran crooner que le queda a la música española.

La edad del oro del pop español revivirá mañana de la mano de Hombres G. Adorados y odiados casi por igual su colección de grandes hits es abrumadora y, sí o sí, sus conciertos terminan convertidos en una explosión de júbilo. Un seguro de vida para cualquier fiesta. La cita con la vanguardia será en Santa María con el cautivador pop electrónico de la chilena Javier Mena como sintonía.

El concierto central del domingo es el de Rozalén, a quien hoy entrevistamos en estas mismas páginas. Pero no conviene perder de vista el de una de las revelaciones del 2018, Nathy Peluso, considerada ya, a sus 22 años, como la nueva diva latina de la música negra y urbana.

Además de en un sinfín de pequeñas actuaciones la presencia de la música gallega se hizo patente ayer en los grandes escenarios con el concierto de Sondeseu, que dio inicio musical a las fiestas, y tendrá continuidad el miércoles con Lucía Pérez y el jueves con Heredeiros da Crus.

También el jueves se celebrará en la plaza da Soidade el San Froidance, un festival de música negra y electrónica.

Claro que la gran cita con la música negra será el jueves 12 con la presencia en Lugo del elegante y seductor soul, con sabor a clásico, de Miles Sanko, alumno aventajado de Gregory Porter.

Ese mismo día, en la Horta do Seminario, coincidirán Marky Ramone, baterista segundón en la última etapa de Los Ramones, y Pussy Riot, banda rusa de punk femenina y feminista que alcanzó notoriedad mundial tras ser detenidas y encarceladas por actuar sin permiso en la catedral de Moscú.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

En Lugo saben pasárselo bien