Madre, ama de casa y mujer airada

Cuatro años después de editar «El devorador de calabazas», el sello Impedimenta profundiza en la obra de Penelope Mortimer, una narradora que dinamitó la hipocresía del matrimonio

.

No puede ser casualidad que la protagonista del libro Papá se ha ido de caza (1958) se llame Ruth, segundo nombre que portaba la escritora Penelope Mortimer (Rhyl, Flintshire, Gales, 1918-Kensington, Londres, Inglaterra, 1999). Como tampoco lo fue que su marido el escritor, guionista y abogado John Mortimer fuese el Jake Armitage de El devorador de calabazas (1962; Impedimenta, 2014). Penelope Fletcher (apellido de soltera) fue una mujer extraordinaria, no solo porque acabó teniendo seis hijos de cuatro padres diferentes. También más allá de que descubriese el affair que su esposo mantenía con la actriz Wendy Craig -solo fue una entre muchas-, y a la que dejó embarazada. Ambos tenían sus propios amoríos extramaritales, pero es la soledad alienada que la mujer vive en el propio matrimonio la que da sentido al relato cáustico de Papá se ha ido de caza. Al estar los hijos fuera de casa -internos, estudiando- y la hija quedarse encinta de forma prematura, su posición queda en evidencia en una sociedad que permite que el hombre (cabeza de familia) disfrute su independencia de modo displicente y no solo aceptada sino también celebrada. La doble moral la obliga a ella en cambio a cumplir su papel como perfecta esposa que, además, debe evitar expresar sus opiniones para que esa forma de existencia hipócrita se cronifique. Solo las obligaciones la asisten, al cargar con un peso inasumible en un esfuerzo que nadie advierte ni valora.

«Todas y cada una de las mujeres que conozco deberían leer a Mortimer al menos una vez en la vida», decía Edna O’Brien con convencimiento. Y es que esa lucha contra el sometimiento, el silencio, la culpa y la infelicidad es una llamada audaz a la rebelión, incluso a la huida. No en vano, Mortimer es hoy una referencia del feminismo de los años 50 y 60 del siglo XX.

De John Mortimer Impedimenta editó en el 2017 Los casos de Horace Rumpole, abogado. El sello también había publicado, y con gran éxito, La librería, novela de una contemporánea del matrimonio -y otra Penelope, Fitzgerald- que adaptó recientemente al cine Isabel Coixet en un filme en que la protagonista (Florence) fue interpretada por Emily Mortimer, hija -ay, casualidades- de John y su segunda esposa, otra Penelope [Gollop].

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Madre, ama de casa y mujer airada