Ortigueira, 40 años de Mundo Celta

El festival folk de referencia en Galicia se creó en 1978 y, tras un parón, renació en 1995. Miles de «folkies» toman la villa y el pinar de Morouzos

.

Nació hace 40 años, pero en realidad cumple 34. El Festival Internacional do Mundo Celta surgió en 1978 en Ortigueira, del empeño de Xavier Garrote, que presidía la Escola de Gaitas. «Non foi unha idea orixinal miña, senón de todo o equipo directivo, queriamos darlle unha visión máis cultural e máis global á escola», precisa. «Naquel pobo en branco e negro había necesidade de diversión», evoca Javier Marías, otro «inconsciente». «Viñamos do final da ditadura, o folk estaba nacendo en Galicia, empezaba a haber bandas de gaitas...», apunta Álvaro Fernández Polo, otro integrante del grupo.

La primera etapa duró hasta 1987 y en 1995 se reanudó, de la mano «dos tres mosqueteiros», como se califica a sí misma Loli Pérez, artífice del renacer del Mundo Celta, junto a Raúl Piñeiro, ya fallecido, y Juan Cao. «Ortigueira tiña fame de festival», resume la animadora sociocultural de entonces en el Concello. «El 90 % de los vecinos querían el festival y el 90 % de los vecinos han participado en él alguna vez en su vida; el que no clavaba una punta, daba de comer», señala Cao, orgulloso del camino andado por el Mundo Celta, que volverá a atestar de folkies la villa y el pinar de Morouzos, donde se instala la acampada, del 12 al 15 de julio. Y ya van 34 ediciones.

«Callou dunha maneira incrible e foi xermolo doutros festivais e actividades, é unha satisfacción que se manteña», recalca Garrote, que vaticina «longa vida para o festival, pola repercusión cultural que supón en Ortigueira e en Galicia, e polos beneficios para toda a zona». Los detractores, si los hay, guardan silencio, mientras en la localidad ortegana ya se palpa el festival, en banderolas y carteles, y también en las tiendas, que se abastecen de víveres y bebidas, y los bares, que rellenan neveras y planifican turnos.

MÚSICA Y VIDA

Además de la banda de Yves Lambert, una de las cabezas de cartel, los cántabros Bruma Folk, los burgaleses The Taverners y los polacos Beltaine abrirán el Mundo Celta del 2018, el jueves. Los tres compiten en el certamen Runas, de bandas noveles, por un puesto en el 2019. La noche la cerrará Ímar, un grupo de Glasgow, con alma irlandesa. El viernes subirán al escenario los fundadores, la Escola de Gaitas de Ortigueira, que abre cada año el festival; y sonarán las gaitas de The National Youth Pipe Band of Scotland, formada por chavales de entre 10 a 25 años. La banda Kila, considerada una de las más innovadoras de la música irlandesa, dará paso al gaitero asturiano Rubén Alba.

La fuerza de Os d’Abaixo, compostelanos, llegará al Mundo Celta el sábado, antes de que Milladoiro regrese a casa, una vez más, y esta con disco nuevo, Atlántico. La noche se despedirá tarde, con la banda irlandesa de Gabriel G. Diges. La última velada de 2018 arrancará con la formación de gaitas tradicional Airiños de Fene, para enganchar con Lúnasa, «el grupo acústico irlandés con más fuerza», y The Celtic Social Club, que mezcla las melodías celtas de Bretaña, Irlanda, Escocia y Asturias. El Mundo Celta es música y, por encima de todo, pura vida.

EL CARTEL

12 JULIO. RUNAS (BANDAS NOVELES) E íMAR.

13 JULIO. ESCOLA DE GAITAS, THE NATIONAL YOUTH PIPE OF SCOTLAND, KILA Y RUBÉN ALBA.

14 JULIO. MILLADOIRO E YVES LAMBERT PROJECT.

15 JULIO. LÚNASA Y THE CELTIC SOCIAL CLUB.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ortigueira, 40 años de Mundo Celta