Descemer Bueno: «Enrique Iglesias es la persona más gentil que conozco en la música»

Es el coautor de «Súbeme la radio» y ahora vuelve al ataque con «Nos fuimos lejos». De formación clásica, el compositor y artista cubano Descemer Bueno es una «rara avis» dentro del reguetón, el estilo en el que triunfa


Para Descemer Bueno no existe esa lucha extramusical que tantas conversaciones copa. ¿Qué es o qué no es buena canción? ¿Existen géneros musicales superiores a otros de por sí? ¿Qué otorga el éxito? Podría el músico cubano, que procede del mundo del jazz, tener algunas respuestas.

-En apenas una semana «Nos fuimos lejos» sumaba cuatro millones de reproducciones. ¿Podría decirse que las cifras si no son en millones no cuentan ya?

-Lo que pasa es que hay una competencia en el mundo urbano que no existía cinco años atrás. Hablamos de una rivalidad posmoderna que nos hace a todos entrar en ella. Después de hacer Bailando se da una pauta en la música latina y mucha gente se suma a este ritmo.

-¿Pero por qué el público del mundo ha escogido este género de la música latina? ¿Por qué está arrasando en las pistas de baile de todo el planeta?

-La música latina ha tenido momentos. Ha habido algunos en los que, verdaderamente, no ha interesado a nadie que no fuese la propia gente de aquí. Y, bueno, hablamos de reguetón. Obviamente hay música latina que no se ha exportado, pero este género urbano sí ha llegado al resto del mundo. He estado en Israel, en Dubái, en Portugal, en Italia... Y fíjate que en este país hasta parece que no se escucha música en su idioma. Fui con Enrique Iglesias y todo lo que sonaba era música latina. Mira España. Hace diez años no se escuchaba tanto reguetón y ahora directamente hay canales solo de música latina. Se ha logrado seducir a la gente. Creo que la clave está en la fusión. Cuando la gente escuchó el flamenco con el reguetón el mundo empezó a mirarlo con otros ojos.

-Usted es un superviviente musical. Cursó el conservatorio con la guitarra en la mano, se enganchó al hip-hop, domina el bajo, produce, ahora le oímos con Enrique en alguno de los éxitos más potentes de los últimos años... En vez de desgastarse, ha sabido reinventarse en alguien nuevo.

-Me gusta el término superviviente, básicamente porque es verdad. Mucha gente me pregunta cómo he acabado en esta música, que se la supone simple, más cuando yo vengo del jazz y he estudiado como profesional. Con el tiempo uno se da cuenta de que lo más difícil de la música no es saber tocar un estilo u otro. Lo más difícil fue lo que hizo gente como Mozart, que es seducir al público y trascender. Pienso en sobrevivir porque viendo a otros compañeros de profesión, músicos de acompañamiento, compruebo como han tenido que irse a otros trabajos. La gran mayoría de la música que oyes en la radio es programada, muy poca es tocada. Yo tengo la suerte de poder mantener a mi familia porque estoy participando en lo que la masa quiere escuchar.

-Rompe usted un poco el estereotipo de músico urbano, o al menos el que la sociedad ha querido imponer. Sé que le interesan y lee a Márquez o a Dostoyevski.

-Obviamente no concuerdo con las características del arquetipo de este tipo de artistas urbanos. En realidad, hay que entender que la mayoría de estos músicos no vienen de la élite. Yo vengo de un pueblo también, pero pude ir a la escuela. No soy un prototipo de artista urbano porque soy un compositor que ha entendido que no puedes encasillarte en un solo género.

-¿No siente nostalgia de cantar algún bolero como lo hacía tiempo atrás, o componer con Yerba Buena? [Banda de fusión estadounidense]

-Sí, pero... Solo volvería a hacerlo para satisfacer alguna cuestión personal. Los boleros no creo que sean una constante ya en mi carrera.

-Acaba de fichar, a sus 46 años, con una discográfica internacional, en este caso Sony Music Latin. ¿Qué le supone este hecho?

-Una sorpresa. Pensé que nunca me iba a suceder. Yo soy un compositor cubano y sé que el país todavía está en una encrucijada donde los músicos... Mira, desde que salió al mundo Buena Vista Social Club no fue hasta Bailando, con Enrique Iglesias, que volviera a aparecer el universo musical de Cuba en el resto del planeta. Esta es una oportunidad y la tengo que coger.

-Sus éxitos actuales van de la de mano de Enrique Iglesias. ¿Cómo es él?

-Es la persona más gentil que he conocido en toda la industria. Y han sido muchas con las que he tratado. Es la persona con la que más he trabajado y con la que más éxitos he cosechado. Enrique es responsable de que yo comience a cantar las canciones que compongo para él y me ha dado un lugar muy importante tanto en Cuba como en Miami.

-Habla de él con gran cariño.

-Es que Enrique Iglesias le ha dado una nueva oportunidad a los músicos cubanos de poder salir a conquistar el mundo. Enrique posee un nivel de inteligencia enorme. Es un tipo con una humanidad impresionante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Descemer Bueno: «Enrique Iglesias es la persona más gentil que conozco en la música»