Los musicales que no te puedes perder

Entraron en nuestra vida para quedarse. Los musicales se han convertido en los reyes de la escena y no paran de proliferar. Para este 2018 más vale hacer un plan de ataque si no queremos faltar a ninguno de los títulos imprescindibles


Hubo un tiempo en el que para presumir de haber visto un musical había que viajar. Irse a Nueva York y meterse a ver Cats en algún teatro de Broadway o Jesucristo Superstar en una sala del West End londinense y salir alucinando de tamaño espectáculo sin haber entendido ni la mitad de lo que nos querían contar. Pero el fenómeno se extendió a nivel mundial y, por supuesto, llegó a España, donde somos muy dados a coger cosas que gustan por el mundo adelante y hacerlas nuestras en tiempo récord. Cierto es que teníamos ya un gusto innegable por la mezcla de teatro con números cantados en nuestra zarzuela, y que mucho pueden aprender Andrew Lloyd Webber y Elton John de Pablo Sorozábal y Ruperto Chapí. Pero el musical del que hablamos es otra cosa. Es algo plástico, que es precisamente donde radica su encanto. Son fuegos artificiales con estribillos cantados a coro. Una receta brillante que o gusta, o saca de quicio. Las cifras de musicales de la Gran Vía madrileña como El Rey León han venido demostrando que a los españoles nos va el musical. Y mucho. Parece lejana aquella época en la que había cuatro espectáculos que recorrían España y se convertían en auténticos fenómenos, como cuando Mecano siguió los pasos de Queen con Hoy no me puedo levantar. Pero tan solo han pasado diez años, más o menos, y el panorama ha cambiado estrepitosamente. Hasta tal punto que más vale hacer un «planning» sobre los espectáculos que queremos ver en este año que acaba de empezar e ir reservando localidades para las fechas que nos sean más propicias, o nos arriesgamos a que no haya entradas disponibles o, simplemente, que se nos pase la oportunidad intentando decidir qué ir a ver ante una cartelera que tiende al infinito. Hacemos una selección de los títulos más destacados de la temporada. Alguno está previsto que se digne a recorrer la periferia peninsular, otros habrá que ir a verlos a la Gran Vía, cosa que, por otro lado, tiene su encanto.

1. El Guardaespaldas (Teatro Coliseum)

Vale que sin Whitney Houston no es lo mismo, pero Fela Domínguez da la talla en el papel de diva del pop y cantando I Will Always Love You. Para colmo, le meten una colección de éxitos de la Houston que nada tienen que ver con la película original, pero que están estupendos. De Kevin Costner hacen los guapísimos Maxi Iglesias e Iván Sánchez.

2. La Familia Adams (Teatro Calderón)

La crítica la vapuleó sin compasión tras su estreno en Broadway, pero el público no estuvo de acuerdo y obligó a colgar el cartel de «sold out» día tras día hasta decidir exportarla al resto del mundo. La familia más siniestra salida de las tiras cómicas de un diario tuvo su versión televisiva y cinematográfica, era cuestión de tiempo que se le pusiera música y se llevase al teatro.

3. Billy Elliot (Teatro Alcalá)

El mismísimo Elton John se ha ocupado de la música de este espectáculo salido del West End de Londres basado en la película del niño que quería bailar. Con un elenco de aúpa encabezado por Natalia Millán, Adrián Lastra y Carlos Hipólito, la obra tiene unos requisitos técnicos que obligaron al Teatro Alcalá a remodelar su escenario, lo que complica que vaya a verse en otras ciudades.

4. Dirty Dancing (Teatro de la Luz Philips)

Clásicos del pop de los sesenta mezclados con The Time of My Life acompañan a una historia de amor sencillita pero resultona y a una retahíla de escenas de restriego lúbrico en forma de baile, que es lo que realmente mola de la historia. Ojo, que esta pasará por Galicia. Tiene fechas confirmadas para principios de junio en A Coruña y las entradas ya están a la venta.

5. Casi normales (Teatro La Latina)

Pequeña obra salida del Off Broadway que dio el salto a teatros más grandes para llevarse varios premios Tony. Una historia cotidiana sobre una familia comandada por una mujer con trastorno bipolar interpretada por la reina del musical en España, Nina. Un musical distinto, moderno, actual y que lleva al género a otra dimensión.

6. El rey León (Teatro Lope de Vega)

Las cifras hablan por sí solas: 7 años en cartel, más de 2.000 representaciones y de tres millones de espectadores han convertido a este clásico de Disney en el rey del musical. La verdad es que la puesta en escena, tan aparentemente sencilla como efectiva, encandila a la primera. Y los personajes, y la trama, y la música… Una gozada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los musicales que no te puedes perder