Mary Karr nos cuenta la verdad

Un libro que engancha desde sus primeras páginas en el que la autora nos cuenta su vida


Pocos libros destilan más verdad que este El Club de los Mentirosos (publicado por primera vez en 1995 y ahora traducido al castellano) en el que la norteamericana Mary Karr nos cuenta su vida. Una infancia y adolescencia desoladoras a las que es capaz de enfrentarse con una sonrisa que se convierte en contagiosa. Alcohol, abandono, miedo, problemas mentales y abusos narrados con una magistral ternura y profundo sentido del humor. Una trayectoria tormentosa que en lugar de enquistarse e hipotecar su vida, aflora a la superficie como un torrente creativo imparable. Una energía arrolladora que a veces destruye y otras redime, pero nunca se recrea en la autocompasión.

Mary retrata sin piedad a esta familia disfuncional que en plenos anestesiantes años 50 valora lo raro como una gran virtud. Una madre enferma mental con una pasado que la lastra, pero un interés por las artes y las letras que la convertirán en una inspiración; un padre alcohólico capaz de amar por encima de todo y una hermana que desde la más tierna infancia debe ejercer de cabeza de familia y que acabará siendo votante de Trump, son junto a una abuela despótica y moribunda, los pilares en los que se asienta su vida.

El libro, que ya se ha consagrado como un ejemplo a la hora de escribir unas memorias, engancha como una novela y cuenta una historia tan increíblemente buena que no parece posible que sea verdad. Pero lo es. Esperemos que pronto traduzcan su continuación: Cherry. A memoir y Lit: A memoir. Nos puede la impaciencia.

Votación
3 votos
Comentarios

Mary Karr nos cuenta la verdad