«En el teatro me siento más fuerte»

Fran Perea (Málaga, 1978, licenciado en Arte Dramático) tiene próxima parada en Galicia, tierra que -reconoce- le encanta

.

Junto a Fernando Soto, Fran Perea se subirá al escenario del Festival Internacional Outono de Teatro de Carballo (FIOT) el 13 de octubre con la obra El ciclista utópico, espectáculo mordaz y descarnado dirigido por Yayo Cáceres y producido por el Teatro Calderón, Emilia Yagüe Producciones y Feelgood Teatro, compañía esta última de la que Perea es fundador. Manipulación, deseos ocultos... El texto, de Alberto de Casso, se alzó con el Premio de Literatura Dramática Fundación Teatro Calderón. «Si quieren pasar un rato divertido de teatro, una experiencia, y tener después un tema de conversación, es el momento»: así invita Fran a acudir. Como espectador, agradece salir del teatro siendo mejor persona, guardar un poso. Eso mismo pretenden.

-¿Qué personajes y qué reflexión se esconden tras «El ciclista utópico», la tercera creación de Feelgood?

-Es una comedia negra que trata la delicadeza de la amistad y de los estados íntimos de las personas, de cuando estos se traspasan. Dos personajes se conocen a raíz de un accidente fortuito y después de esto uno se empieza a meter por encima de lo normal en la vida del otro. Avanza hacia el thriller.

-En el FIOT 2016 estrenaron «La estupidez» en Galicia, y este año vuelven para otro estreno. ¿Traen buena suerte los escenarios carballeses?

-¡Pues sí! Yo mismo hablé con nuestra distribuidora para ir al FIOT. Entre la profesión tiene muy buena prensa. Público y organizadores son estupendos, y tienen mucho cuidado con la cultura, algo que hoy se agradece.

-¿Cómo va la gira por España?

-De aquí a diciembre tenemos muchas funciones, veintitantas, y eso es buena señal. Estamos muy contentos.

-¿Qué le aporta el teatro? Diez años han pasado ya del montaje «Fedra».

-Yo vengo del teatro, aunque la gente me conociese después por la televisión: tiene ese factor mediático del que el teatro no goza. Es verdad que estuve un tiempo sin hacer teatro y dije: «Esto no puede ser». Llegó Fedra y me pareció una oportunidad para salirme de tanta tele y dedicarle tiempo al teatro, el lugar donde me siento más fuerte. En la música sigo haciendo cosas: la de El ciclista utópico la compuse con Yayo Cáceres. Ahora me he estrenado como director y también he hecho la música de la función... En fin, que me acompaña de otra manera.

-¿Qué conserva de aquel joven de 15 años que empezó a estudiar teatro?

-La ilusión, como la primera vez. Esa incertidumbre y esos nervios no te dejan acomodarte, te lo tomas con pasión y compromiso. Luego, he ido madurando, aprendiendo a medir energías, a colocarlas en sitios más adecuados.

-«El Comisario», «Los Serrano», «Uno más uno son siete», «La chica de la habitación de al lado», filmes como «Las trece rosas» o «El camino de los ingleses». ¿Cambia el Fran del teatro al de las series, la música o el cine?

-Hay que adaptarse, incluso dentro de una misma rama, pero buscando siempre la naturalidad. En teatro soy actor, director, productor... Producir no es fácil, pero es la manera de poner en pie proyectos propios. Soy también socio de los Teatro Luchana... Vas viendo lo dañado que está el sector cultural, las dificultades en muchos niveles. Es una pelea constante, va más allá del consabido IVA.

Votación
4 votos
Comentarios

«En el teatro me siento más fuerte»