La lucha libre también es femenina

Netflix

Los seguidores de Orange Is The New Black no van a dar abasto con el atracón seriéflo que les espera. Tras el reciente lanzamiento de la quinta temporada de la ficción, Netflix estrena hoy Glow, otra serie creada por Jenji Kohan que aborda el duro camino a la fama protagonizada por mujeres de armas tomar. Tanto, que se introducirán en el mundo de la lucha libre femenina. Pero la lucha, además de física, también será interior. 

La protagonista, Ruth Wilder -Alison Brie (Mad Men)-, es una actriz en paro que no consigue cumplir su sueño de triunfar en Hollywood. En el contexto de los ochenta, solo encontrará una salida económica en el mundo glitter de cardados imposibles y bodis de licra de la lucha libre de mujeres. Al combate se sumará su mejor amiga, Debbie (Betty Gilpin), con quien limará asperezas en el ring. Ambas se verán las caras con la fortachona Carmen (Britney Young), la enigmática Sheila (Gayle Rankin), la soñadora Arthie (Sunita Mani) o la rígida Cherry (Sydelle Noel). A pesar de sus diferencias, descubrirán que tienen mucho en común. Al frente de las luchadoras está Sam Sylvia (Marc Maron), un director fracasado de cine de serie B cuyo objetivo será lanzar a las cinco al estrellato a través de un programa de televisión. La ficción, cuya primera temporada cuenta con 10 capítulos, promete dosis de humor y una crítica a la situación de las mujeres en la sociedad de 1985.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lucha libre también es femenina