La purga de los traumas a través de la música clásica

El pianista y autor de «Instrumental», todo un fenómeno mediático, da un concierto hoy a las 21.00 horas en el Palacio de Congresos de Santiago

.

En la última edición española de Instrumental, el libro de memorias del pianista y divulgador James Rhodes, se incluye una tarjeta. Recoge un texto del autor harto descriptivo. «Me he visto completamente abrumado por el nivel de bondad, compasión y empatía que he recibido; no solo a través de la gran cantidad de correos electrónicos, tuits y publicaciones de Facebook e Instagram, sino también de la prensa y, lo que es más importante, por parte de las personas a las que he conocido cara a cara en los conciertos, en la calle, en vuestros extraordinarios restaurantes, hoteles y playas».

Eso, dentro. En la portada, sobre su característica imagen de barba de varios días y gruesas gafas de pasta negra, luce una pegatina. Dice: «El libro del año: 100.000 ejemplares vendidos». Y todo ello hablando de música clásica, «el herpes editorial del sector», en palabras de Rhodes. Pero también (y sobre todo) por poner sobre la mesa temas tabúes como las violaciones a niños, la enfermedad metal y el suicidio. Él sufrió las dos primeras. E intentó lo segundo. Su manera de contarlo -directa, sin paños calientes, pero sin recrearse- conmovió a los lectores. Lo convirtieron en un inesperado fenómeno mediático. Y de manera especial en España

ABRIR LA PUERTA

Con todo ello Rhodes ha logrado que un público mayoritariamente lego en la materia se haya interesado por la música clásica. Las descripciones de esas piezas de Brahms, Bach o Beethoven, que asegura que le salvaron la vida, resultan emocionantes y despiertan la curiosidad. En sus conciertos, persigue el mismo afán: descubrir al gran público algo que cree maravilloso. Lo hace obviando formalismos y explotando su imagen desaliñada.

También, según subrayan los críticos, con una técnica deficiente y unas interpretaciones que formalmente no están a la altura de la expectación. Se le acusa de vulgarizar la alta cultura. ¿El personaje está por encima del músico? El interrogante está ahí. «Les diría a esas personas que se relajasen y dejasen de ser tan pomposas», decía hace unas semanas en La Voz. Hace unos días pedía por sus redes sociales consejo sobre qué visitar en Galicia. La Catedral de Santiago y Fisterra están en la agenda.

hoy, 21.00. palacio de congresos de santiago

ENTRADAS desde 20 EUROS

Votación
0 votos
Comentarios

La purga de los traumas a través de la música clásica