50 discos juzgados por su portada

«La cara oculta de la luna, las 50 portadas esenciales del rock» es un libro que pide a gritos ser regalado


Haciendo caso omiso a Bob Diddley, que cantaba aquello de «You Can’t Judge a Book by the Cover», el recién editado «La cara oculta de la luna», las 50 portadas esenciales del rock recorre la historia de la música popular precisamente a través de sus cubiertas. Es la excusa que ha encontrado el crítico Xavier Valiño (Cospeito, 1965) para seguir caminando por los caminos paralelos del rock. Si en el pasado se ocupó de los excesos con «El gran circo del rock» (2005) o la censura con «Veneno en dosis camufladas» (2012), ahora se adentra en el arte pop con medio centenar de portadas emblemáticas. Habla de ellas, claro. Pero también de sus artistas, de los movimientos a los que dieron pie, de su importancia y de su influencia. Es decir, que en cierto modo se nos está contando la misma historia del rock de siempre pero un modo muy diferente al habitual.

Faltan algunas imágenes legendarias como la del «Nevermind» de Nirvana. También se han elegido algunos discos que son menores dentro de la carrera del artista, como el «Diamond Dogs» de David Bowie. Pero en general la correlación entre calidad musical y estética suelen concluir. Manda, de manera especial, la década de los setenta. En ella se instauró la carpeta doble dejando iconos tan definitivos como la que sirve de portada el libro:« The Dark Side Of The Moon» de Pink Floyd. «Limpio, elegante, clínico, preciso y gráfico, no una fotografía figurativa ni un retrato», tal y como sugirió Roger Waters, bajista del grupo.

Valiño lo desmenuza. Analiza la portada, la contraportada y la carpeta interior, en la que el prisma de luz muta en la representación gráfica de un latido. También aparece ahí el póster que incluía la edición original del vinilo de los británicos. Luego, una detallada colección de portadas de tributos que se inspiraban directamente en ella o diseños de otros grupos que guardan relación con ese diseño. Entremedias, la historia del grupo.

Ese es el esquema que, en esencia, siguen las 50 entradas del volumen. Buceando en ellas podemos descubrir, por ejemplo, las conexiones entre la cubierta del primer disco de los Ramones y el «L.A.M.F» de The Heartbreakers o los álbumes homónimos de Elástica y Ultravox. También la gestación del mítico plano de paquete de «Sticky Fingers» del The Rolling Stones, con su versión censurada española y sus conexiones con obras de Madonna, Mötley Crüe, Bruce Springsteen o Scissor Sisters. O la celebérrima portada coral de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles, con sus problemas de legales e incluso una provisión de fondos antes posibles denuncias.

Son apenas unas pinceladas de lo que acoge este libro erudito y profusamente documentado, en la línea del autor. También, con abundante material gráfico, en la línea de la colección Vinilo Manía de la editorial Milenio. Pide a gritos ser regalado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

50 discos juzgados por su portada