El regreso de «El padrino» tex-mex

Don Winslow recupera en «El Cártel», los personajes y el hilo argumental de la celebrada «El poder del perro», para armar una novela que desprende la misma desgarradora potencia que su antecesora.


Hace ahora diez años, Don Winslow irrumpió en España con una obra demoledora titulada El poder del perro. La novela, que le sirvió a Mondadori para abrir su colección Roja & Negra, fue creciendo lentamente aunque hoy en día, pocos aficionados al género pueden negarla. Básicamente, aquel texto relataba de forma novelada la relación entre EE.UU. y México en los años 80 desde el punto de vista del narcotráfico. El escándalo Irán-Contra, el asesinato de Monseñor Romero o la financiación con dinero sucio de los movimientos contrarrevolucionarios en América Latina le dieron pie a Winslow a convertir en ficción lo que seguramente fue la pura verdad.

Lamentablemente, los libros que posteriormente se fueron conociendo de Winslow quedaron lejos (cada vez más lejos) del impacto conseguido con su desembarco editorial. A golpe de desilusiones, sus lectores se fueron diluyendo. Pues bien, cabe un toque de reagrupamiento alrededor de El cártel, la novela que recupera las peripecias de Art Keller, el agente de la DEA que protagonizó El poder del perro, junto con Adán Barrrera, su antagonista. Quienes disfrutaron con la primera parte, volverán a hacerlo con esta segunda que es una actualización de la historia del narcotráfico en México.

Igual que en El poder del perro, no hay grandes alharacas literarias. El estilo de Winslow es seco, sin concesiones, porque no hace falta artificio alguno en el relato inhumano del proceder del narco. El texto agarra al lector por el gaznate y le obliga a permanecer pegado al papel, devorando páginas y sintiendo que le están contando una historia que poco tiene de ficción y mucho de realidad. El nuevo recorrido de Keller está jalonado por los peores acontecimientos que han marcado la narcoguerra de la última década en México. Es un relato de mutilaciones, asesinatos, venganzas y luchas de poder donde la vida vale menos que nada. Su lectura proporciona una visión más completa sobre las razones que convirtieron México (singularmente algunas zonas de la frontera) en un baño  de sangre que parecía no tener fin pese a los miles de millones invertidos para combatir a las bandas de traficantes.

Así que El cártel, como su antecesor, no es solo una novela de evasión, sino un ejercicio de documentación extraordinario sobre algunas de las páginas más execrables de la historia reciente, no ya solo de México, sino de toda la Humanidad.

Un crítico calificó El poder del perro como una versión tex-mex de El Padrino. No puedo estar más de acuerdo,. Pues bien, El padrino de la frontera ha vuelto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El regreso de «El padrino» tex-mex