Ángel Rueda: «El cine tiene que seguir siendo algo especial, no algo para pasar el rato»

Algo que te cambie la vida. Que te haga pensar. Que te haga sentirte de otra manera. La Mostra de Cinema Periférico (S8) nos recuerda un año más la importancia de las raíces, de lo esencial y de lo experimental. Su sexta edición arranca el 3 de junio en A Coruña y contará con 80 títulos y con Brasil como país invitado

.

Ángel Rueda insiste una y otra vez en la misma idea: recuperar la magia del cine. La vuelta a las raíces fue el estímulo que lo puso en movimiento hace seis años, cuando, junto a Ana Domínguez, decidió rescatar la ilusión que un día había seducido a los dos para dedicarse a una profesión poco agradecida. Ya no se acordaban de ella. Las ganas y los sueños habían flaqueado por el camino cuando apareció el mundo real, superficial, sin encanto, de números y cifras de taquilla. «Empezamos a buscar y recopilar cintas domésticas de Súper 8 en nuestro tiempo libre y nos dimos cuenta de que había magia en estas películas alejadas de la industria, más enfocadas a retratar la realidad -relata-. Pensamos en hacer un festival que le diera visibilidad a este cine casi invisible, un cine de autor, hecho para los sentimientos, las emociones, un cine más artístico». 

¿Por qué Súper 8 y por qué Periférico? «Elegimos Súper 8 como elemento fresco, mágico y pasional, y periférico, porque siempre supimos que el cine no es una cosa única. Creemos que bebe de muchas cosas, que es una expresión artística que bebe del teatro, la música, la plástica o el diseño. Que reúne muchas disciplinas. Que está retroalimentándose todo el tiempo».

Han pasado seis años. La primera edición de la Mostra de Cinema Periférico (S8) se celebró en el año 2010 en la antigua cárcel provincial de A Coruña, donde resistió solo dos asaltos. En el 2012, el mal estado del penal obligó a abandonar las celdas reconvertidas en salas de proyección para trasladarse a otras sedes de la ciudad. Este domingo, el Teatro Colón acogerá como aperitivo de su sexta edición la proyección de la primera película de terror de la historia, El Gabinete del Doctor Caligari, una restauración que recupera el metraje íntegro y los pigmentos originales con los que fue coloreada a mano en 1920. Contará además con sonorización en directo a cargo del pianista alemán Eunice Martins.

«Vamos a mostrar la obra de Robert Wiene tal cual se estrenó, para que el público pueda disfrutar de la película como lo hizo la gente hace cien años -matiza Rueda-. Eso es lo que busca la muestra, ofrecer una sensación diferente a la del cine contemporáneo, en el que solo nos sentimos espectadores. Hacer que el público se sienta parte de la película». Recuerda el director del festival cómo en los inicios del cine la gente se transportaba dentro de la película. «Por eso nuestra apuesta por el tema del celuloide, por poner cintas en sus formatos originales, para que la gente pueda viajar, trasladarse a otras épocas, experimente aquellas sensaciones». «El cine -añade- tiene que seguir siendo algo especial, no algo para pasar el rato, algo que cambie tu vida, que te haga pensar, que te haga sentirte de otra manera».

Los formatos originales se conjugan en esta cita, que arranca ya consolidada como un concepto único en nuestro país el próximo miércoles 3 de junio y se extenderá hasta el domingo, día 7, con las vanguardias cinematográficas, la experimentación y los talentos emergentes. «En cada edición buscamos el recorrido desde los orígenes, pasando por las vanguardias hasta lo contemporáneo», continúa Rueda. La Mostra ha convertido en una costumbre reunir cada junio figuras consagradas del cine experimental en A Coruña. Este año le toca el turno a Ken Jacobs, uno de los máximos exponentes de la vanguardia estadounidense. Varias proyecciones repasarán su trayectoria, desde sus primeros pasos en los años 60 hasta sus experimentos más recientes en tres dimensiones, a las que se suman dos performances que el neoyorkino discípulo de Jonas Mekas realizará con un dispositivo de invención propia y una masterclass a puertas abiertas. 

Y desde Estados Unidos, el (S8) desciende este año por el continente americano hasta Brasil, país invitado de esta sexta edición, que sucede a Argentina, visitante en el 2013, y a Japón, que acaparó parte de la programación del pasado año. El país carioca desplegará esta semana en el marco del festival una interesante ruta a lo largo de su historia cinematográfica. Lo hará apoyándose en la obra de cineastas como Glauber Rocha, Nelson Pereira dos Santos (líderes del Cinema Novo) o Rogério Sganzerla, parte del llamado cine marginal. El talento brasileño se reunirá en tierras gallegas con una nutrida representación de lo mejor y lo más actual de nuestro cine. Para ellos, para los cineastas y realizadores de aquí, reserva la Mostra Periférica una sección concreta, bautizada como Sinais, que este año proyectará más de una veintena de obras, entre cortos y largos, de nombres como Eloy Domínguez Serén, Ángel Santos o Miguel Mariño, y que esta vez mimará especialmente al prolífico Xacio Baño. «Queremos dar oportunidades y espacios a todos aquellos creadores que quieran estimular el cine, hacer un cine desde los sentimiento, para que el autor se convierta en el protagonista y no la industria».

A Coruña. Del 3 al 7 de junio

Votación
4 votos

Ángel Rueda: «El cine tiene que seguir siendo algo especial, no algo para pasar el rato»