Paco Olmos: «Cada jugador conoce su rol en el equipo, no se ha engañado a nadie»

FORZA BREO

ALBERTO LÓPEZ

El técnico del Río Breogán cree que el «espíritu colectivo» será decisivo en la suerte del grupo

17 sep 2021 . Actualizado a las 19:31 h.

El balance de victorias y derrotas es lo que menos preocupa a Paco Olmos (Valencia, 1970) tras una pretemporada en la que el Río Breogán comenzó ilusionando y terminó sembrando dudas. Su mayor inquietud son los desajustes en el engranaje y la cohesión dentro del grupo. Y considera que la cosa va por buen camino, tanto en lo táctico como en la procura del «espíritu colectivo» que, a su juicio, será determinante en la suerte del equipo en su regreso a la Liga Endesa.

-¿La pretemporada ha transcurrido mejor o peor de lo que esperaba?

-Nos deja varias lecturas. Los resultados son lo de menos, lo que se busca es mejoría, sensaciones, pruebas... Hemos podido ensayar muchas cosas. En la mayoría de los partidos nos ha costado entrar, pero hemos sido competitivos. Confío en que el equipo se haya dado cuenta de del ritmo, la velocidad, el contacto y la ejecución que exige la ACB. Ya estamos centrados en el primer partido y una de las cosas más positivas es que el equipo llega saludable. No ha habido lesiones y eso es una gran noticia.

-¿En qué aspectos ha madurado más el equipo y en cuáles está aún muy verde?

-Hemos madurado cuando hemos tenido una buena energía individual y colectiva e intensidad defensiva. En muchos momentos hemos generado dificultades al rival en la rotación del balón, pero también ha habido otros en que esa energía no ha sido tan consistente y han encontrado nuestros espacios. Estamos tratando de ajustar esas situaciones. Además, en líneas generales hemos sido un buen equipo en el rebote, tanto defensivo como ofensivo, y en ataque tenemos claro lo que debemos hacer y a donde tiene que llegar el balón. Resumiendo, creo que hemos crecido como equipo. En lo que respecta a la evolución, la gestión y la química del equipo vamos por el buen camino, y ahora son aspectos puntuales como grupo los que debemos trabajar para llegar al primer partido en una forma casi perfecta.