Solo abonados podrán ver en el Pazo el reestreno del Río Breogán en la ACB

LA VOZ

FORZA BREO

ALBERTO LÓPEZ

El aforo para el encuentro del sábado ante el Lenovo Tenerife se sitúa «entre 1.800 y 2.000 espectadores», explicó Tito Díaz

17 sep 2021 . Actualizado a las 17:27 h.

Ver en directo en el Pazo el primer partido del Río Breogán en su regreso a la Liga Endesa no lo podrá hacer cualquiera. Solo socios y aquellos afortunados en el sorteo ante notario que realizó el club para cumplir con las medidas anticovid que siguen vigentes en el deporte. «Como todo el mundo sabe, hay aforo limitado. Entre aficionados no convivientes se debe guardar una distancia de 1,5 metros, así que en nuestro caso podremos meter entre 1.800 y 2.000 personas. Solo abonados, entre un 55 y un 60 por cien del total», explicó Tito Díaz, el director general del equipo lucense, en su comparecencia pública para detallar el protocolo de acceso para el encuentro del sábado ante el Lenovo Tenerife y hacer un repaso de la pretemporada.

Destacó el dirigente breoganista que desde el club se está haciendo un esfuerzo titánico para optimizar el aforo acomodando «de forma estratégica» a los convivientes, por lo que ruega a todos los aficionados que ocupen el asiento que se le haya asignado.«Nos vemos obligados a reubicar a algunos abonados para que no haya zonas perjudicadas. Es imposible que cada uno de los afortunados en el sorteo ocupe la plaza de su abono, por eso pedimos compresión y colaboración», recalcó antes de informar que a los socios seleccionados para ver el duelo les llegará un mensaje con un enlace en el que deberán entrar para descargar su código QR, en el que aparecerá su ubicación y su puerta de acceso. «A los que no puedan descargarlo se lo imprimiremos aquí», señaló. 

Antes de pormenorizar el protocolo de acceso para ese encuentro inaugural que se jugará a las seis de la tarde, el director general breoganista sacó pecho por la gestión del club para cumplir con las exigencias de la ACB y construir «en tiempo récord» una plantilla «competitiva». «El 20 de junio conseguimos el ascenso en Granada y el 10 de julio ya estábamos admitidos en la liga. En 20 días conseguimos los 480.000 euros más IVA del valor de participación y un presupuesto de 2.750.000 euros, de los que 250.000 se destinan a nuestro plan de viabilidad», subrayó. Y añadió: «El segundo reto era armar una plantilla de garantías en tres semanas y con el mínimo presupuesto, y también lo sacamos adelante. Había seis jugadores con contrato garantizado y fichamos otros seis contrastados en la ACB y en otras ligas europeas».