El Breogán prepara su asalto a una de las pistas «más calientes»

Epi frena la euforia y advierte de que el Palencia tiene «un juego interior de los más potentes de la liga» y unos tiradores «con mucha puntería»


El liderato y la buena imagen ofrecida en las dos primeras jornadas de la LEB Oro llenan de orgullo al Leche Río Breogán, pero no son motivos para sacar pecho. En esto insistió Diego Epifanio, su técnico, al repasar el rendimiento del equipo en el arranque de la competición y analizar la inminente salida a la cancha del Chocolates Trapa Palencia, donde jugarán este viernes a partir de las 21.30 horas A diferencia de otros favoritos al ascenso como el Delteco GBC o el Palma, el Breo se ha mostrado solvente y no ha fallado en sus dos primeros compromisos, si bien esto «no quiere decir nada» para el míster breoganista. «Ahí están otros equipos como el Valladolid, el Ourense... Hablar ahora de favoritos es bastante precipitado porque la liga es muy larga, los proyectos tienen que madurar y muchos equipos irán creciendo conforme vayan pasando las semanas», advirtió Diego Epifanio sin dejar de reconocer que «es verdad que cuanto más ganes ahora, mejor».

Una vez dejado claro que lo mejor es «seguir con los pies en el suelo» después de cada victoria, el estratega burgalés se metió de lleno en el análisis del partido ante un Palencia que en el estreno de la competición hincó la rodilla ante el Melilla (68-81) y que se redimió una semana después en la fortaleza del Palma (79-80). Epi definió el pabellón municipal palentino como «una plaza muy difícil, una de las canchas más calientes del campeonato», y se deshizo en elogios hacia el equipo patroneado por Carles Marco. «Con la llegada de Felipe ha formado un juego interior muy importante, de los más potentes de la liga. A esto hay que sumar un perímetro con mucha puntería y un base como Dani Rodríguez que es un gran generador de juego y muy peligroso en el bloqueo directo», avisó el timonel de la nave lucense, que no dudo en admitir que el Breo «aún tiene que mejorar muchísimas cosas». «Aspectos defensivos, compartir mejor el balón y, algo muy importante, controlar la ansiedad por encestar, que ante el Oviedo no pasó factura en algún momento del partido», explicó.

Si no se producen contratiempos en las sesiones de trabajo que restan antes del partido en Palencia, Diego Epifanio podrá echar mano por tercera jornada consecutiva de sus 12 soldados. Roope Ahonen sigue mejorando de su lesión en la mano y Massine Fall sufrió un golpe en un entrenamiento y están pendientes de su evolución, pero su concurso en el partido parece que no corre peligro. «La ilusión que tienen todos por jugar es tan grande que estas pequeñas cosas no los frenan», destacó Epi a lo largo de una intervención que cerró valorando la carga de emotividad que tiene para un burgalés visitar Palencia. «Para mí y para todo el equipo todos los partidos son especiales, este no es más que el resto», razonó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Breogán prepara su asalto a una de las pistas «más calientes»