Los Reyes del básquet


Después de muchos años regresa a Lugo el Real Madrid plagado de magníficos jugadores, entre ellos el gran Felipe Reyes, coleccionista de títulos con su club y con la selección española, un jugador que se acerca a los 40 y sigue rindiendo en la pista. Por encima de su talento está su capacidad de trabajo, pero además él ha contado con el ejemplo y el amor fraternal de Alfonso. Tener un hermano mayor que se preocupa por ti es una gran ayuda.

Jugar en la pintura cuando apenas llegas a los dos metros y tienes que batirte con gente que te supera físicamente requiere de un enorme esfuerzo, eso fue lo que aprendió desde niño el hermano mayor que se formó en el Colegio Ramiro de Maeztu y empezó a jugar para el Estudiantes, posteriormente ficharía por el Madrid. Ese fue también el camino recorrido por el hermano pequeño y por otros tantos jugadores formados en la cantera del club estudiantil. La calidad y los éxitos deportivos de los hermanos Reyes son de sobra conocidos, pero el triunfo no les ha enaltecido.

Hace años tuve que seguir a la selección en un par de giras ÑBA, casi siempre le tocaba a Felipe atender a los medios de comunicación y él lo hacía sin rechistar, no como otros. A su hermano mayor le conocí más, pues vistió la celeste un par de temporadas, su físico estaba ya muy castigado y tuvo poco protagonismo, pero su cabeza seguía en su sitio. Estaba estudiando nada menos que una ingeniería y era un apasionado de las letras. Me quedé gratamente sorprendido con sus conocimientos de literatura española tras una breve charla al final de un entrenamiento (un tiempo después me contaron que se llevaba libros de crítica sobre El Quijote para leer en los desplazamientos del equipo). Recuerdo que aquel día estaba en el suelo haciendo ejercicios con el preparador físico, lanzándose pullas, pues estaban en las antípodas ideológicamente aunque lo hacían de un modo cordial, lejos de la crispación que preside los debates políticos actuales. Tras su retirada, Alfonso Reyes se convirtió en ingeniero de caminos, canales y puertos, y si les parece largo el nombre de la titulación, imagínense conseguir el título. Felipe empezó ADE y hace poco Alfonso decía en una entrevista que quería que la acabase. Es la importancia de tener un hermano mayor que se preocupa por ti. Felipe y Alfonso son nombres de reyes y ellos son los Reyes del básquet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los Reyes del básquet