Tras la sorpresa y el reencuentro

El Breogán intentará complicarle la vida al Baskonia de Perasovic


LUGO / LA VOZ

El Breogán quiere hoy sorprender a un viejo amigo en Vitoria. Estancado en la zona baja de la tabla, con apenas dos triunfos en el bolsillo, el equipo de Natxo Lezkano lleva días trabajando para hacerle un torniquete a su mala racha. El calendario lleva a los de Cafés Candelas hasta el Buesa Arena, donde a las 17.00 horas retarán al Baskonia de Velimir Perasovic. El técnico croata, que llegó a España de la mano de los lucenses a principios de los años 90, se ha convertido en el enemigo a batir. Muchos motivos hacen del Kirolbet el favorito de esta tarde, el último llegó el viernes en forma de victoria contra el CSKA de Moscú (76-73).

Los vascos han recuperado el pulso en Euroliga y quieren asaltar la cima de la ACB sumando otra victoria contra los celestes. Apenas han tenido tiempo para preparar el partido y cuentan con las bajas del argentino Patricio Garino y del lituano Tadas Sedekerskis. En su lugar, el club alavés ha dado de alta al bosnio Ajdin Penava. Desde la llegada de Perasovic al banquillo, a mediados de noviembre, han cambiado algunas cosas en su forma de jugar, como la defensa del pick and roll o la libertad de los jugadores en las ofensivas.

Será un partido de reencuentros para Natxo Lezkano, que con pasado en el conjunto vasco como segundo entrenador, «vuelve a casa» para demostrar que puede volar por su cuenta en Liga Endesa. El técnico celeste mantiene las bajas de Ricardo Uriz y de Henk Norel, aunque esta semana ha recuperado a Salva Arco. El capitán, lastrado por problemas en la tibia tras el partido contra el Obradoiro, podría reaparecer hoy en las pistas.

El parón liguero ha permitido a los de Lugo preparar a conciencia este partido. A pesar de que cuatro jugadores (Gerun, Sulejmanovic, Löfberg y Redivo) se marcharon para cumplir con sus selecciones, el resto mantuvo la intensidad en el trabajo. Eso sí, el club no ha sido capaz de incorporar a un jugador para reemplazar a Tarence Kinsey, por lo que hoy en Vitoria tendrán que dar la cara sin ese refuerzo. Los lucenses decidieron cortar al escolta norteamericano hace unas semanas porque no estaba rindiendo al nivel que esperaban. Los problemas presupuestarios han limitado las gestiones del Breogán, que quería aprovechar el paréntesis de la Liga Endesa para acoplar a su nuevo baloncestista al resto del grupo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tras la sorpresa y el reencuentro