Los celestes se estancan con la nueva incorporación

Barajan la opción de no traer a nadie para suplir a Tarence Kinsey por la falta de presupuesto


LUGO / LA VOZ

El fichaje que espera el Breogán se retrasa. Tras la marcha del escolta norteramericano Tarance Kinsey, los celestes contaban con incorporar a un nuevo jugador aprovechando el parón FIBA. No ha sido así. Las negociaciones se han estancado una y otra vez por la falta de recursos. Los celestes llegaron a tener conversaciones muy avanzadas con algún baloncestista, pero han sido incapaces de amarrarlos. Uno de los que tantearon, un exterior que competía en la liga turca, dejó su equipo por falta de acomodo. Su acuerdo se encaminó un par de veces, pero se escurrió entre los dedos.

Ahora, sobre la mesa de la dirección deportiva del Breogán, estaría incluso la opción no traer a nadie para suplir la baja de Kinsey. Los celestes barajan la idea de no gastar si igualmente no van a ser capaces de traer a un jugador que sirva como refuerzo real para el grupo que dirige Natxo Lezkano.

El nuevo frente podría abrirse para el Breogán con Jerome Jordan dentro de unas semanas. El interior jamaicano se encuentra a gusto en Lugo, pero el club no puede permitirse su renovación al precio que pide su agente y de momento la continuidad del pívot está en el aire. Es un problema, porque la recuperación de Henk Norel no estará completa -por lo menos- hasta finales de febrero. El neerlandés, que trabaja en su vuelta tras operarse la rodilla antes del inicio de la liga, llegó a Lugo para ser un jugador determinante en el conjunto de Lezkano. Su lesión desembocó en la llegada de Jordan como temporero para apuntalar la pintura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los celestes se estancan con la nueva incorporación