Bajo mínimos en la pintura

Sulejmanovic es duda y Brown no llegará a tiempo para el debut en el Pazo


LUGO / LA VOZ

Pocos interiores sanos tendrá el Breogán mañana. Jerome Jordan ha entrenado con normalidad esta semana y también Gerun se encontraría en disposición de jugar contra el Estudiantes. Natxo Lezkano perdió a Alec Brown en la cancha del Tenerife por un esguince y Sulejmanovic estuvo al margen toda la semana. «Vamos a ver si puede llegar, llegaría un poco justo, pero confiamos en que sí», decía ayer el técnico del Cafés Candelas.

Un golpe en la rodilla durante el partido contra Gran Canaria habría dejado al interior cedido por el Fuenlabrada fuera de juego. «Sufrió una contusión ósea en la zona externa de la rodilla izquierda», explican los celestes del bosnio, que se ejercitó esta semana en piscina para acelerar su recuperación. Faltarían también los habituales contra el Estudiantes: Henk Norel, Ricardo Uriz y Salva Arco. Los tres trabajaron esta semana para volver cuanto antes.

«Espero que no nos afectaran las derrotas de Canarias para nada», comentaba Lezkano sobre el aspecto moral de su equipo. «Eran dos partidos que sabíamos que eran muy difícil ganar, esperábamos e íbamos a ganarlo, pero las circunstancias eran complicadas y lo que esperábamos era traer buenas sensaciones. Traemos mejor del primero que del segundo, pero también es normal, espero que nos haya servido de experiencia y de aprendizaje, no como un varapalo porque ahora no tiene ningún sentido», argumenta.

Pinta diferente el duelo que traerá, por fin, la Liga Endesa al Pazo este sábado. «Estudiantes es un partido que tenemos que mirar de otra manera, tenemos que salir a ser mucho más competitivos, a ganar. Si te quieres salvar a final de temporada tienes que ganar», argumentaba el vasco. Explica que le gustaría un partido que se moviera «en márgenes estrechos», como los dos que han disputado los de Berrocal este curso. «Nosotros sabemos que no vamos a ganar ningún partido de muchos puntos, va a ser complicado y todo lo que sea moverse en esos márgenes estrechos significará que estamos siendo competitivos».

La experiencia de Gran Canaria les sirvió para aprender y cargar «de lecciones la mochila», sobre todo a los jugadores con menos rodaje ACB. «Todos tienen muchísimas ganas de jugar aquí, se quedaron con la miel en los labios el día del Joventut, vieron el pabellón con el público llenando las gradas y se quedaron un poco chafados», explicaba sobre sus ganas de debutar en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bajo mínimos en la pintura