«Las fiestas populares mueven en Galicia casi 100 millones de euros»

Su galardonado estudio versa sobre la nueva regulación de los festejos

Roberto Barral defiende la necesidad de encontrar acuerdos en la regulación de los festejos.
Roberto Barral defiende la necesidad de encontrar acuerdos en la regulación de los festejos.

A Coruña / la voz

Sociólogo de 38 años y residente en A Coruña, Roberto Barral ha sido galardonado con el premio que anualmente otorga la SGAE al mejor trabajo de investigación en el ámbito cultural. Lo ha recibido por la tesis realizada dentro del Máster en Gestión y Políticas Públicas de la Universidade da Coruña. Y el objeto del estudio es algo tan nuestro como las fiestas populares, material abundante en cada parroquia gallega hasta el punto de considerarse un fenómeno único en el mundo. -¿De dónde sale la idea de hacer una tesis sobre las fiestas populares? -En un principio la intención era realizar un estudio jurídico del tema, dados los últimos cambios en la regulación de las fiestas. De hecho, el título del trabajo es Festas populares en Galicia: novo marco regulatorio. Pero a medida que me iba metiendo e iba investigando, la cosa derivó en algo multidisciplinar, desde la aproximación histórica a las fiestas en Galicia, donde me remonto hasta la cultura castrexa, el ámbito sociológico, el antropológico, el económico y, por supuesto, el jurídico. -La nueva regulación ha suscitado críticas entre concellos y comisiones de fiestas... -Galicia tiene competencias exclusivas en los referente a espectáculos públicos. En el 2013 se desarrolla una ley que aborda el tema de las fiestas populares. Se les empezó a exigir a los organizadores una serie de requisitos estrictos, de trámites burocráticos férreos, que suscitaron las protestas de alcaldes y comisiones de fiestas. Vieron que se les venía el mundo encima, porque se les exige un informe técnico, un plan de emergencia de movilidad y un compromiso de contratación de seguro de responsabilidad civil. Ya solo el proyecto técnico puede salir en unos 500 euros, y eso se le exige a comisiones de fiestas que, al fin y al cabo, subsisten en su mayoría con aportaciones voluntarias de los vecinos. -¿Acabará la regulación con las fiestas? -La regulación es necesaria, pero todo tiene un límite. A raíz de esto se desarrolla la Ley de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia, que está todavía en fase de borrador de anteproyecto de ley. Tiene cuestiones muy controvertidas que deben desarrollarse todavía. Pero es necesaria por seguridad de los asistentes, protección de menores, tráfico, entre otras cosas. Aunque los ayuntamientos pequeños y las comisiones de fiestas se ven desbordados. -Estamos hablando de un sector que mueve unas cantidades millonarias. -En Galicia se celebran 2.390 verbenas al año. Solo verbenas, sin tener en cuenta celebraciones gastronómicas, religiosas y demás. Y esas verbenas mueven más de 26 millones de euros al año y hay unas 10.000 personas que están vinculadas con la organización de estas fiestas. Y en total, según Agadic, los espectáculos públicos -es decir, fiestas en general, conciertos a la aire libre...- tienen una facturación global en Galicia de 94,6 millones de euros. Así que, aunque solo sea por la importancia económica que tienen, necesitan una regulación clara. -Y todas esas cifras tienen su repercusión en cada parroquia. -El día de la fiesta se consigue incrementar el saldo turístico en un 18 %. Es decir, que desde la gasolinera hasta los bares del pueblo notan la influencia positiva de las fiestas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Las fiestas populares mueven en Galicia casi 100 millones de euros»