Varias estaciones apenas son apeadero en momentos puntuales


Las seis estaciones principales (las cinco repartidas en la provincia más la de la capital) no son las únicas abiertas. Hay varias estaciones que se han convertido prácticamente en apeaderos, conservando paradas puntuales en esas mismas líneas para poder desplazarse a la capital, pero también para moverse dentro de la misma comarca. En el caso de Valdeorras, por ejemplo, los vecinos de Quereño y Cobas (en Rubiá), Sobradelo y Vilamartín pueden viajar en tren hasta O Barco, donde están el hospital o la oficina del paro, entre otros servicios comarcales; o en dirección A Rúa, donde hay dos geriátricos en los que residen familiares de muchos valdeorreses. Hay paradas puntuales también en San Estevo do Sil, en San Estevo do Miño, en Os Peares, en Barra de Miño, en Maside y en O Irixo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Varias estaciones apenas son apeadero en momentos puntuales