El coro Aires da Terra resucita un siglo después

FIRMAS

RAMON LEIRO

El Museo será escenario de un concierto que rememorará la grabación de 1904 de la formación musical

09 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Romanticismo y «amor pola nosa música máis auténtica e orixinal». Esta es la motivación del proyecto Aires da Terra. O legado de Feijóo. Un siglo después de su disolución, el primero coro gallego de la historia revive con la misma idea que inspiró al boticario y gaitero pontevedrés, Perfecto Feijóo, para crearlo en 1883. Ocho músicos actuales son los componentes de este «resucitado» coro. Suso Vaamonde (gaita y voz), Xosé Lois Romero (tambor, pandeiro y voz), José Manuel Acha (bombo y voz), Xan Herrera, José Luis Garaboa, Xoán Porto, Paulo Chouza y César Tarela (voces) han recreado aquel coro, precursor de todas las agrupaciones que surgieron posteriormente en las distintas villas y ciudades de Galicia. Para llevar adelante tal empeño, disponen de una réplica exacta de la gaita que utilizaba don Perfecto, tocada con la digitalización y ornamentación que él dejó escrita en sus notas. La formación, el vestuario y los demás instrumentos son también idénticos a los utilizados por el coro Aires da Terra en la grabación que hicieron en 1904, como se podrá comprobar en el primer concierto conmemorativo que ofrecerán el próximo sábado en el Sexto Edificio del Museo de Pontevedra, entidad donde se conserva la gaita de Feijoo, además de otros instrumentos y documentación.

La concepción del coro es idéntica a la del original. Dos temas, el primero y el último, serán bailados por una pareja de danzantes y en las presentaciones de las piezas musicales, se intercalarán comentarios escritos de puño y letra por Feijóo, para documentar el espectáculo y poder mostrar así la idea que tenía su creador de lo que debía ser un coro tradicional en la Galicia de 1901. Suso Vaamonde, explicó que «o principal obxectivo deste proxecto non é outro que o de interpretar unha parte do repertorio de Aires da Terra cen anos despois da súa disolución, do xeito máis fidedigno posible, respectando en todo momento as sonoridades, os modos, os arranxos e a estética e idea primitiva do coro».

El personaje

Aunque a nivel popular su figura quizás sea más conocida por su faceta de boticario y por haber sido el dueño de Ravachol, hoy símbolo del entroido pontevedrés, Perfecto Feijóo fue una de las figuras más destacadas de la Pontevedra de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX por su relevante aportación, entre otras cosas, a la música tradicional. El coro Aires da Terra nació en la rebotica de la Peregrina donde se reunían intelectuales y artistas de la época amantes del folclore gallego, en una ciudad de larga tradición musical. Cuenta el historiador Fortes Bouzán, en el Espejo del tiempo, que «no fue un camino de rosas la vida del coro y don Perfecto tuvo que luchar contra la hostilidad de una burguesía de patrones castellanos y contra el pudor de una clase media a la que escandalizaba aquel farmacéutico que se exhibía en ?cirolas? y ?soplando no fol?. También contra el menosprecio de otros musicólogos obsesionados más por el virtuosismo que por salvar el folclore rural tradicional y despertar el sentimiento galleguista».